La mujer se despertó con un fuerte picor en la nariz y pronto sintió que algo se movía dentro de su cabeza. Era una cucaracha la cual pasó 12 horas en su interior antes de que la sacaran.

Por: Agencias

BBC Mundo | India. Los doctores del hospital indio Stanley Medical College tenían experiencia sacando bolitas, botones, y trozos de tiza de las cavidades nasales de sus pacientes, pero nunca antes habían extraído una cucaracha viva, que además se resistía a salir de la base del cráneo donde decidió instalarse, entre los ojos de Selvi, una trabajadora doméstica de 42 años.

Todo empezó un martes por la noche, cuando Selvi se despertó de repente con una sensación de picor en la nariz.

Aunque inicialmente trató de ignorarla, con el correr de las horas fue dándose cuenta de que tenía dentro algo que se movía.

“No podía explicar la sensación pero estaba segura de que era un insecto”, le dijo al diario New Indian Express.

“Cuando se movía, tenía una sensación como de quemazón en los ojos”, describió.
Por la mañana acudió al doctor pero tuvo que pasar por cuatro centros médicos distintos hasta que, finalmente, un equipo logró poner fin a su pesadilla.

Después de que un escáner confirmara la presencia de algo en la base del cráneo, los médicos del Stanley Medical College usaron una luz y un endoscopio nasal para ver dentro de la cabeza de Selvi.

Y entonces comprobaron que se trataba de un insecto vivo: una cucaracha adulta.

45 minutos después

“Parecía que no quería salir”, dijo el doctor Shankar, director del departamento de otorrinolaringología del hospital, según publica el diario The Times of India.

En efecto los doctores trataron primero de extraerlo con una aparato succionador, pero no tuvieron éxito.

Finalmente tuvieron que usar también un fórceps, durante un proceso que duró 45 minutos.

En total Selvi pasó 12 horas con el insecto dentro de su cabeza.

“Si hubiera quedado dentro habría muerto pronto y la paciente habría desarrollado una infección, que se habría extendido al cerebro”, comentó Shankar, según el diario indio.

Comments

comments