Muerte de joven revive tragedia

0
3344

Regresaban de una fiesta cuando el conductor perdió el control del auto que conducía a una velocidad de 130 kilómetros por hora.

Por: Néstor Jiménez

Monclova, Coah.- Tres años después, la tragedia volvió a enlutar a las familias de los estudiantes que participaron en un brutal choque en el bulevar Pape, donde al regresar de una fiesta totalmente alcoholizados, a exceso de velocidad y amontonados, estrellaron el Mustang contra un poste, que terminó encima de la unidad.

Jesús Salvador Valdez Garanzuay, de 19 años de edad, estuvo luchando por su vida y finalmente perdió la batalla. Tras el accidente ocurrido el 26 de octubre del 2014, el joven estuvo en coma y ayer falleció en su domicilio en la calle Manuel M. Ponce 1327 de la colonia 1º de Mayo.

Jesús Salvador, quien al igual que los otros siete jóvenes eran estudiantes de la preparatoria Ladislao Farías Campos, de la UA de C, fue declarado con muerte cerebral desde el día del accidente, que dejó en estado de gravedad a otros siete jóvenes.

EUFORIA POR FIESTA Y ALCOHOL COBRÓ LA VIDA DE 3 JÓVENES

Leticia Garanzuay Zamora, tía de Jesús Salvador, dijo a las autoridades que su sobrino contaba con 16 años cuando se registró el fatídico accidente. Viajaba en un automóvil Ford Mustang junto con Alan Mancilla González, quien conducía la unidad; José Luis Garnica Romo, de 17 años; Diana Alejandra Alemán Gaytán, de 14 años; Fabián Romo Muñoz, de 18; Diego Robledo Garnica, de 18; Juan Pablo Parra Ramírez, también de 18 e Ivonne Díaz Sáenz.

Regresaban de una fiesta y Alan Mancilla perdió el control del Mustang que conducía a una velocidad de 130 kilómetros por hora, cuando bajaban el tramo conocido como el puente de AHMSA. Brutalmente, el auto se estrelló contra un poste de concreto de la CFE, partiendo el auto casi a la mitad, quedando prensados los jovencitos. Tras el impacto, el poste cayó encima de la unidad, que terminó como una masa de fierros.

En el lugar murió José Luis Garnica, quien viajaba en la parte trasera.

Días después falleció el conductor Alan Mancilla, mientras que Jesús Salvador era diagnosticado con muerte cerebral y los jóvenes permanecían en estado de gravedad.

Desde ese fatal otoño del 2014, Valdez Garanzuay era mantenido con vida artificialmente en su hogar.

Lamentablemente ayer culminó su existencia, agentes de la Policía Investigadora dieron fe del deceso y el cadáver del joven es velado por sus familiares y amigos en la funeraria MarSan Pape.

Comments

comments