Miami Heat toma un respiro tras vencer a Lakers

0
153

El Heat venció 115-104 a los Lakers para poner la serie 2-1, lo que le da esperanzas para pelear por el título

Por: Agencias

Ciudad de México.- Cuando el Heat anunció un par de horas antes del partido que Bam Adebayo y Goran Dragic volverían a ser bajas, la sensación generalizada era que los Lakers quedaban en una posición ideal para tomar ventaja de 3-0 en las Finales.

Y es que su dominio en los primeros dos partidos había sido enorme y con las ausencias del equipo de Spoelstra, costaba imaginar un escenario diferente. Claro que Jimmy Butler tenía otros planes.

El exPhiladelphia tuvo una actuación memorable, cargando con Miami en todos los aspectos que se puedan imaginar y liderándolo a una inesperada victoria por 115-104. Anotó, rebotó, asistió, defendió, sacó infracciones.

Butler hizo absolutamente todo en un altísimo nivel, con el agregado que durante muchos momentos, la ofensiva del Heat se limitó a jugar aclarados para él, apostando a su resolución en el uno contra uno. Jimmy en una isla contra su defensor. Y lo cierto es que a pesar de lo habitualmente poco eficaz que es ese recurso del hero ball, esta noche no pudo salirle mejor a Miami.

Butler terminó la noche con 40 puntos, 13 asistencias (en ambos rubros igualó su máxima en Playoffs) y 11 rebotes, lanzando 14-20 de cancha (todos dobles) y 12-14 en libres. Además sumó 2 robos y 2 tapas, transformándose en el tercer jugador de la historia en conseguir un triple-doble en Finales anotando además 40 tantos (West y LeBron, los otros dos). 45 minutos perfectos de un jugador que sencillamente se negó a que su equipo caiga en un pozo de 0-3.

Por supuesto que Jimmy no fue el único jugador de Miami que tuvo mérito para el resultado final. En el podio no puede faltar Kelly Olynyk, quien por rendimiento y contexto, terminó redondeando la que probablemente haya sido la actuación más importante de su carrera: trajo 17 puntos y 7 rebotes desde el banco, con un 5-9 de cancha, 3-5 en triples y 4-4 en libres.

A diferencia del partido del viernes, donde también se había destacado en ataque, esta vez lo complementó con un rendimiento positivo en defensa. Sumó 2 robos, batalló con los internos de los Lakers sin pagar el precio casi nunca y bajó 7 rebotes defensivos en 31 minutos.

AD tuvo problemas de faltas durante los primeros tres cuartos y acabó con 15 puntos y 5 rebotes. Su peso en el encuentro fue muy pequeño, al punto que no anotó ni un solo tanto en el cuarto período.

Comments

comments