Mario Benedetti: el poeta que sedujo a las mayorías

0
126

Eva Valero recuerda al poeta nacido hace exactamente 100 años en Paso de los Toros, Uruguay

Por: Grupo Zócalo 

Las letras del uruguayo Mario Benedetti logran aludir al lector, no eludirlo, como se propuso el poeta, ensayista y novelista al escribir para esas mayorías que hoy deletrean su obra, incluso, para aliviar la pandemia de Covid-19, dice Eva Valero.

La directora del Centro de Estudios Literarios Iberoamericanos Mario Benedetti de la Universidad de Alicante, en España, recuerda al escritor nacido hace exactamente 100 años en Paso de los Toros, Uruguay.

«El éxito de Benedetti en su tiempo, se ha dicho, tiene que ver mucho con el engarce entre el creador y su contexto, el de las dictaduras del cono sur o la española, cuando muchos poemas de Benedetti se adoptaron, ¿entonces cómo explicamos su vigencia?», plantea en entrevista.

Lejos del «torremarfilismo», apostó por una poesía conversacional, responde la académica de la Universidad de Alicante, institución a la que Benedetti cedió su biblioteca cuando se exilio en Madrid.

Poemas de otros, por ejemplo, uno de los libros más populares del escritor, no sólo muestra esa avidez de comunicar, también consigue encontrar un tipo de expresión amorosa «benedettiana».

«(Lo logra) a través de una aparente sencillez, de un lenguaje claro, de imágenes directas, juegos de contrarios, de refranes y expresiones coloquiales modificadas, en construcciones muy elaboradas», ha escrito Valero.

Este mecanismo es patente en poemas tan conocidos como «Táctica y estrategia», «Los formales y el frío», «Hagamos un trato» o «No te salves». Benedetti, fallecido el 17 de mayo del 2009, es leído, citado, referido e incluso se ha convertido en un fenómeno de las redes sociales. Según Joan Manuel Serrat, es el más cantado.

«Él quiso ser un autor de mayorías, lo dice, y consiguió que la poesía, siempre un género más bien minoritario, lo fuera: Reivindicó esa necesidad de un boom poético y lo protagonizó», destacó. En la obra del también dramaturgo y ensayista no riñen popularidad y profundidad, observó la filóloga, quien pidió no encasillarlo en temas como amor, exilio o desexilio.»

«Benedetti son muchos Benedetti, como dice Serrat. Y muchas veces hacer hincapié en sólo una faceta eclipsa al Benedetti cuentista, por ejemplo, porque es un narrador excepcional de cuentos, también de novelas y de ensayo», previene.

El escritor y editor Sealtiel Alatriste, quien publicó en México Poemas de otros y varios títulos más, primero en Nueva Imagen y luego en Alfaguara, consideró que prevalece la literatura más íntima del uruguayo, por ejemplo obras como La tregua, novela sobre un viudo oficinista que se enamora de una joven en el trabajo.

«Fue un escritor muy comprometido con los movimientos de izquierda latinoamericanos del final del siglo pasado, defensor de la democracia, opositor de las dictaduras, del abuso de los gobiernos, y de la desigualdad. Era un hombre que vivía de una manera muy honesta, sin riquezas, ni excesos», perfiló.

«Su literatura no política es la que ha quedado en los lectores. Sigue siendo entrañable para muchos y cada vez aparecen nuevos lectores de su obra. Se sienten seducidos y conquistados por el tono poético, amable, íntimo y, como a él le gustaba decir, cotidiano de su poesía».

Aunque el compromiso social de Benedetti permea el conjunto de su obra, opinó Marisol Schulz, editora de Alfaguara en la época que Alatriste dirigió el sello.

«Incluso en sus poemas de amor está involucrado su entendimiento de la sociedad del mundo», dijo.

Además de convocar generación tras generación de lectores a su obra, Benedetti es capaz de acercar la literatura a quienes no suelen leerla, expuso la también directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

«En programas que he tenido directamente de clubes de lectura o de promoción de la lectura, la primer novela que dejo, para adultos por supuesto, es La tregua», dijo.

«La gente no lectora engancha, y se emociona mucho con esa novela y a partir de ahí se puede volver lector: Benedetti eso es, una gran figura para introducir a la gente a la lectura».

Comments

comments