Liverpool golea a West Ham en inicio de Premier League

0
112

La temporada para West Ham inició con una dolorosa goleada por 4-0 propinada por los Reds

Por: Agencias

Londres.- La temporada para West Ham inició con una dolorosa goleada por 4-0 propinada por Liverpool que demostró que una vez más es un candidato al título de la Premier, mientras que los Hammers deberán mejorar mucho si no quieren empezar a tener problemas como el año anterior.

El delantero mexicano, Javier Hernández tuvo 28 minutos de actividad, pero ingresó cuando el marcador estaba más que definido con una estupenda actuación del senegalés Sadio Mané y del egipcio, Mohamed Salah, anotadores de los tantos con los que el cuadro de Merseyside ganó sus primeros tres puntos.

En un principio del juego parecía que West Ham había dejado en el olvido todos los problemas defensivos que la temporada pasada lo hicieron pelear por no descender en Inglaterra, pero el equipo del chileno, Manuel Pellegrini se fue desinflando con el pasar de los minutos.

El primer gol de los Reds fue obra de Salah, el goleador apareció por detrás de los zagueros para rematar a segundo poste y con eso marcar el primero de su cuenta personal y así dejar en claro que todo lo que vivió la Temporada pasada no fue obra de la casualidad.

Verse abajo en el marcador desinfló por completo a los Hammers que nunca tuvieron una jugada de peligro ante el arco del brasileño, Alisson, y antes de que culminara el primer tiempo comenzó el show goleador de Mané con el segundo para el Liverpool.

West Ham fue un equipo perdido dentro del campo, sus jugadores nunca lograron hilvanar más de tres pases y ni siquiera avanzar más allá de tres cuartos de cancha.

Liverpool comenzó a finiquitar el encuentro al 53’ con el doblete de Mané, quien de media vuelta dentro del área venció a Fabianski, que a pesar de la goleada tuvo un buen desempeño pues de no haber sido por sus atajadas, el marcador pudo ser más abultado.

Sobre el final, el partido tuvo que ser suspendido algunos segundos por el ingreso al campo de un niño, que corrió desde la tribuna hasta donde se encontraba Salah, quien lo abrazó y lo acompañó hasta la banda para que se retirara.

Ya con un West Ham sin fondo físico y aniquilado mentalmente, Sturridge puso el cuarto en la frente de los londinenses a los pocos segundos de entrar al campo por Salah.

La próxima semana los Hammers tendrán una nueva oportunidad para recomponer el camino y que esas burbujas a las que les canta su noble afición puedan elevarse jugando como local contra Bournemouth.

Comments

comments