Leo Valadez corta su primera oreja como matador de toros

0
142

En su alternativa en Zaragoza

España.- El joven aguascalentense Leo Valadez cortó su primera oreja como matador de toros este martes, en la tarde de su alternativa, misma que tomó en la Plaza “La Misericordia” de Zaragoza, en lo que fue el cuarto festejo y segunda corrida mayor de la Feria de “El Pilar”, en la cual su testigo José Garrido  quien resultó corneado, cosechó un total de dos orejas; mientras que su padrino y coterráneo Joselito Adame pechó con toros que no le permitieron conquistar el triunfo deseado.

El toricantano acalitano Leo Valadez con el toro de su alternativa, primero del festejo de nombre “Agitador”, número 27, con 507 kilos; ataviado de blanco y plata, lo recibió de manera aceptable con verónicas  al  de Fuente Ymbro, que no tuvo mucha fuerza, quitando de manera vistosa, replicando Joselito por Zapopinas. Realizada la ceremonia de alternativa, brindó a su mamá, la señora Sara Martínez, iniciando en los medios rodillas en tierra, continuando con una faena donde mostró firmeza y aplomo, dando la distancia que le pedía el burel, sacando lucidos pases, finalizando con bernardinas de rodillas.  Lamentablemente pinchó perdiendo la oreja que ya casi tenía en la espuerta; quedando en calurosa ovación.

Con el  sexto del festejo, un toro que pareció estar lastimado de las manos, pero que se vino arriba en el último tercio, le robó meritorios pases, poniéndose cerca de los piones, sufriendo una tremenda voltereta.  Continuó en esa labor de entrega, mostrando valor y oficio, arrancándole en los medios series de gran valía, concluyendo con manoletinas. Media estocada efectiva para petición de oreja que acertadamente le fue concedida.

Joselito Adame, primer espada del cartel, estuvo firme y muy valiente con sus astados que pasaportó. En su primero que no le dio opciones silencio y pitos al toro en el arrastre.

Su segundo, un inválido fue devuelto a los corrales y con el sobrero que hizo cuarto bis, que echó las manos por delante después de su pique en quites con José Garrido, el diestro aguascalentense estuvo con firmeza e inteligencia, haciendo una faena compacta donde se la jugó gallardamente ante las medias arrancadas del toro. Pinchazo y estocada para petición de oreja que el juez inexplicadamente le negó, dando una vuelta al ruedo con mucha fuerza.

Por su parte José Garrido, con su primero un toro que embistió sin celo, le puso raza inventándose una faena  que el toro no tenía, estando por encima de las condiciones del burel, sacando lucidos pases por bajo, bernadinas ajustadas sin estoque. Estocada de efectos inmediatos para ser premiado con una oreja.

Su segundo que hizo quinto fue devuelto después del quite que hizo Leo Valadez. Salió en su lugar el sobrero de la dehesa de Lagunajanda que desarrolló sentido en el último tercio; Garrido le plantó cara haciendo una faena llena de entrega y valor, sufriendo una voltereta y cornada en la cara interna del tercio superior de la pierna izquierda. Maltrecho continuó en la cara del burel en lo que fue toma y daca. En la suerte suprema dejó estocada para cortar una oreja a toda ley.

Con tres cuartos de entrada, se jugaron toros de Fuente Ymbro, de buena presencia pero  desiguales en cuanto su comportamiento y uno de Lagunajanda complicado. Dentro de las incidencias se desmonteraron Antonio Chacón y José María Amores.  José Garrido pasó a la enfermería una vez que pasaportó al quinto bis; donde se le encontró una herida en la cara interna del tercio superior de la pierna izquierda, con una trayectoria ascendente de quince centímetros, que llega hasta la meseta tibial y otra posterior e inferior de ocho centímetros que desgarra fibras del músculo gemelo interno de pronóstico menos grave.

Comments

comments