Le alcanza a Cruz Azul para volver a sonreír

0
182

La Máquina se la pasó defendiendo 60 minutos hasta que se encontró con un gol de tiro de esquina.

Por Agencia Reforma

Ciudad de México.- A Cruz Azul lo volvieron a superar, sigue sin mostrar un buen funcionamiento con Juan Reynoso, pero al menos ya ganó en el Guardianes 2021.

La Máquina se la pasó defendiendo 60 minutos hasta que se encontró con un gol de tiro de esquina, tanto que le bastó para vencer 1-0 al Pachuca, que no ha podido conseguir la victoria en este semestre.

Los cementeros, que llegaron con las ausencias de Pablo Aguilar, Luis Romo y Jonathan Rodríguez, ni siquiera dispararon a puerta en la primera mitad, luego de una insistencia de los Tuzos por abrir el marcador, cosa que estuvieron cerca de conseguir de no ser por José de Jesús Corona, que salió en una gran noche.

La primera clara llegó con un cabezazo de Matías Catalán que se elevó cerca del manchón penal, pero no pudo darle dirección de portería a su testarazo.

A la media hora de partido, los de casa volvieron a poner en peligro la meta celeste con una penetración de Romario Ibarra que quiso superar al guardameta por el primer palo, pero no pudo ante la reacción de Corona.

La única vez que los celestes pisaron el área con balón controlado en los primeros 45 minutos terminó con una petición de penal por parte de Orbelín Pineda, que cayó pero no consiguió la pena máxima.

Pachuca intentó en el complemento sin inquietar a La Máquina, que se aprovechó de un tiro de esquina para romper el cero, con un cabezazo de Juan Escobar, quien ganó la pelota en el área chica y puso el 1-0 al 63′.

Dos minutos después, llegó la polémica luego de que Adrián Aldrete fuera derribado dentro del área por Érick Aguirre y aunque en primera instancia el árbitro había marcado penal, los asistentes de video le pidieron revisarla y reanudó con un bote a tierra, porque la falta habría sido antes del cobro de tiro de esquina.

En la recta final del partido, entre las salvadas Ignacio Rivero y Corona, además de una falla claras de Quiroga, Cruz Azul amarró el resultado y ganó por primera vez desde la Semifinal de ida ante Pumas del 12 de diciembre, hace cuatro cotejos.

Padece Reynoso por las bajas

El técnico de Cruz Azul ha sufrido para echar a andar a una desvalijada máquina.

Ante las ausencias del central Pablo Aguilar y del contención Luis Romo, el técnico celeste tuvo que mandar una línea de cinco en la zaga, en la que destacó el ingreso de José Joaquín Martínez, quien el semestre pasado sólo disputó tres encuentros, así como el hecho de ver a Adrián Aldrete como un tercer central junto a Juan Escobar y Julio César Domínguez.

En el medio campo, por la baja de Romo que suele estar como pivote, estuvieron Rafael Baca y José Rivero, acompañados por Roberto Alvarado y Orbelín Pineda, cuando los celestes no tenían la pelota.

El exceso de futbolistas en propio campo fue el principal problema de los pupilos de Reynoso al momento de querer generar peligro en la primera mitad, pues cuando la visita recuperaba el esférico no hubo quién fungiera como enlace entre el medio campo y Santiago Giménez, otro que tuvo minutos gracias a las bajas que acumuló el equipo previo al duelo, luego de la suspensión por indisciplina de Jonathan Rodríguez.

Al «Cabecita» también se le extrañó pues el «Bebote» tuvo poco tiempo el esférico y cuando logró poseerlo no se vio peligroso, por lo que a La Máquina le urge reconciliarse con su goleador.

Las ausencias no pesaron, por el resultado, pero Cruz Azul no lució en el Hidalgo.

Comments

comments