Las 7 palabras de Trump

0
383

La nueva orden de Donald Trump es dentro de la CDC  no se pueden usar palabras y frases como “feto”, “basado en pruebas” o “basado en datos científicos”.

Por: Agencias

Washington, DC. El Gobierno de Donald Trump volvió a incitar la polémica al prohibir el uso de las palabras “transgénero” y “feto” en los informes del Centro de Control de Enfermedades (CDC), la agencia más importante de la sanidad pública estadunidense. Los analistas tampoco podrán emplear términos como “diversidad” o “vulnerable” ni expresiones como “basado en pruebas”, o “basado en datos científicos”, para explicar las tendencias de la sanidad en Estados Unidos. La orden supone un giro conservador en la definición y narrativa de asuntos como el aborto o la orientación sexual, algo que la Casa Blanca ya ha impulsado en otras áreas del Gobierno.

RECIBE CDC ORDEN

Funcionarios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (conocidos como CDC), la agencia dedicada a salvar y proteger las vidas de los más vulnerables en Estados Unidos, recibieron la orden de dejar de utilizar palabras como “vulnerable” en documentos del presupuesto de 2018, de acuerdo con el diario The Washington Post.

PROHIBIDAS

En una junta de 90 minutos realizada el jueves, a los analistas de política en la principal institución de salud pública en Estados Unidos se les presentó un menú de siete palabras prohibidas, le contó un analista al periódico.

En algunos casos se presentaron palabras que pueden fungir como alternativas. Por ejemplo, en lugar de “con base en la evidencia” o “con base en la ciencia”, un analista puede decir que “los CDC basan sus recomendaciones en la ciencia en consideración de los estándares y deseos de la comunidad”, dijo la fuente. Pero aquellos que trabajan sobre los efectos del virus del zika en el desarrollo de fetos podrían quedarse sin palabras apropiadas, o aceptables.

En lugar de utilizar la expresión “con base en la ciencia”, los analistas del CDC deberán afirmar que el “CDC basa sus recomendaciones en datos científicos así como considerando los estándares y deseos de las comunidades sociales”. La Administración Trump, cuyo responsable de la agencia medioambiental es un escéptico del cambio climático y los efectos humanos sobre el deterioro del planeta, minusvalora con ese gesto la rotundidad de un dato científico y empírico.

‘INCREDULIDAD’

La reacción en la reunión fue de “incredulidad”, dijo al diario el veterano analista de los CDC. “Fue como: ‘¿en serio?, ¿están bromeando?’”.

Matt Lloyd, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos, disputó el reporte en comunicado enviado a CNN.

“La afirmación de que el Departamento de Salud ha ‘prohibido palabras’ es una completa malinterpretación de las discusiones respecto al proceso de formulación del presupuesto”, dijo Lloyd. “El Departamento de Salud continuará usando la mejor evidencia científica para mejorar la salud de todos los estadunidenses. El Departamento de Salud también anima fuertemente al uso de datos de resultados y evidencia en evaluaciones de programas y decisiones presupuestarias”.

‘IRRESPONSABLE’

Calificando el anuncio de “irresponsable” y “de una peligrosidad inimaginable”, Dana Singiser, vicepresidenta de políticas públicas y relaciones gubernamentales de la Federación Estadunidense de Planificación Familiar, dijo: “No puedes combatir el virus del zika, o mejorar la salud fetal y de las mujeres, si no puedes utilizar la palabra ‘feto’. Debes tener la posibilidad de hablar sobre la ciencia y la evidencia si vas a buscar la cura para enfermedades infecciosas como el ébola”, dijo Singiser.

“Debes tener la posibilidad de reconocer la humanidad de las personas transgénero con el fin de atender sus necesidades de salud. No puedes borrar la falta de equidad en la salud que enfrentan las personas de color simplemente con prohibir el uso de palabras como ‘vulnerable’ o ‘diversidad’”.

ASUNTOS SENSIBLES

Desde la llegada del nuevo presidente, distintos ministerios del Gobierno de Estados Unidos han modificado cómo se refieren a estos asuntos sensibles, principalmente el aborto, la orientación sexual o la identificación de género de una persona. El Departamento de Salud ha eliminado de su web información dirigida hacia el colectivo LGTB, como los servicios que pueden utilizar para necesidades especiales o la petición de ayuda en caso de ser víctimas de tráfico sexual.

El presidente Trump también ha tratado de impedir la entrada de transgénero en el Ejército, pero esta semana la justicia bloqueó esta orden.

MÁS POLÉMICA MEDIO AMBIENTE

En otros departamentos, como la Agencia para la Protección del Medio Ambiente, la información relacionada al calentamiento global ha sido retirada de la página web así como enlaces con material útil para gobiernos locales que quisieran aprender acerca del cambio climático.

SALUD Y SERVICIO HUMANOS

En marzo, por ejemplo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos descartó preguntas sobre orientación sexual e identidad de género en dos encuestas a personas mayores. También eliminó la información sobre los estadunidenses LGBT de su sitio web.

NIÑOS Y FAMILIAS

La Administración para Niños y Familias del departamento, por ejemplo, archivó una página que describía los servicios federales que están disponibles para las personas LGBT y sus familias, incluso cómo pueden adoptar y recibir ayuda si son víctimas del tráfico sexual.

Hace ridículo candidato a juez

Donald Trump sigue con su cruzada para hacer más conservadores los tribunales de los Estados Unidos. El Presidente republicano ha puesto en marcha desde hace ya unos meses una estrategia para promocionar en las plazas vacantes aquellos candidatos que son más cercanos a su agenda política.

Es el caso del abogado Matthew Spencer Petersen, un abogado nominado por el presidente Donald Trump para ser juez federal, que esta semana se ha convertido en una sensación en internet después de que se filtrase un video donde tiene serias dificultades para responder a las preguntas legales básicas.

Petersen ha pasado esta semana el cuestionario para entrar a formar parte del tribunal de Distrito de EU para el distrito de Columbia. El problema es que la falta preparación del candidato ha dejado en evidencia sus conocimientos y ha puesto en el punto de mira la estrategia de Trump.

El abogado, que sirve en la Comisión Federal Electoral, tuvo graves dificultades para responder a las preguntas del senador John Kennedy, un republicano de Louisiana.

El video fue publicado por el senador demóctrata Sheldon Whitehouse.

Comments

comments