La ley del aborto supera su primera prueba en Argentina; pasa al Senado

0
169

Plantea acceder legalmente a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.

Por: EFE 

Buenos Aires.- Con su aprobación en la Cámara de Diputados, la ley del aborto impulsada por el Gobierno argentino pasó este viernes su primer escollo, aunque para ser sancionada y entrar en vigor aún queda por delante lograr el crucial visto bueno del Senado, que hace dos años rechazó un proyecto similar.

La iniciativa, que plantea acceder legalmente a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación -actualmente solo se permite abortar legalmente si la mujer sufrió una violación o corre peligro su vida, según el Código Penal de 1921-, recibió los votos a favor de 131 diputados, 117 en contra y 6 abstenciones.

Durante una sesión parlamentaria de 20 horas ininterrumpidas y con multitud de personas, tanto a favor (marea verde) como en contra (celestes), manifestándose a las puertas del Congreso, quedaron patentes las diferencias que el tema genera en la sociedad y dentro de los partidos, tanto oficialistas como opositores, aunque de antemano se preveía que, como ya ocurrió en 2018, el «sí» acabaría imponiéndose.

SE REPITE LA EXPERIENCIA

En aquella ocasión, la primera en que se debatía la ley del aborto tras años de lucha feminista, la diferencia de votos fue menor (129 a favor, 123 en contra y una abstención). Además, el texto no procedía del Ejecutivo, entonces encabezado por el conservador Mauricio Macri (2015-2019), sino que había sido redactado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

«Hoy estamos más cerca de que el aborto voluntario sea ley, de un país donde las mujeres, niñas y otras personas con capacidad de gestar puedan ejercer verdaderamente todos sus derechos y decidir sobre sus propios cuerpos y sus propios proyectos de vida», expresó hoy esa plataforma.

En el lado contrario, desde la Unidad Provida, red que agrupa a más de 150 organizaciones contra el aborto, apuntan a que, a pesar de haber ganado el sí, 14 votos abajo es una diferencia «pobre» teniendo en cuenta «las presiones» que creen que se han dado desde el otro lado.

«Sabíamos que era una votación muy difícil en Diputados: el presidente de la Cámara está a favor, el Ejecutivo presionando con los ministros, los cuatro presidentes de las comisiones eran verdes también», dijo Santiago Santurio, integrante de la plataforma, que se mostró con «ánimo» para lo que queda de debate de proyecto, que consideró «cruel» e «invotable».

El siguiente paso, ahora, está en el Senado, cuyos miembros representan a las provincias, algunas de ellas con perfil más conservador y donde, según las primeras estimaciones, los partidarios de aprobar la ley volverán a tener dificultades, aunque confían en que no tantas como en 2018, cuando los 31 votos conseguidos, de 72 totales, no fueron suficientes.

Por el momento, se desconoce la fecha en que se debatirá el proyecto en la Cámara Alta, pero no se descarta que sea antes de fin de año, como tampoco que llegue a ser determinante la postura que adopte la expresidenta y actual vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, ya que, como titular del Senado, puede ejercer el voto en caso de empate.

Comments

comments