La ‘heroína’ palestina que golpeó a dos soldados israelís

0
339

Decepcionados porque el acuerdo de paz nunca llega y enfadados por la decisión de Trump sobre Jerusalén, los palestinos han hecho de esta joven de 16 años un icono de su lucha.

Por: Agencias

Oriente Próximo.- Su imagen saltó a la palestra cuando una cámara la captó abofeteando y dando patadas a dos soldados israelíes en Nabi Saleh, una pequeña localidad palestina de apenas 600 habitantes ocupada por Israel desde hace 50 años. El incidente se produjo en plena ola de protestas contra la decisión del presidente Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital israelí y anunciar el traslado de la embajada estadounidense allí.

Con su largo cabello rubio rizado y sus ojos claros, la adolescente Ahed Tamimi, detenida desde entonces, se ha convertido para los palestinos en un ícono de la lucha contra la ocupación israelí. Pero no es la primera vez que esta joven es noticia.

Pese a no alcanzar la mayoría de edad -tiene 16 años- su historial es prolífico. En 2012, cuando tan solo tenía 11 años, fue captada por un fotógrafo de France Presse agitando sus puños frente a la cara de los soldados israelíes. La notoriedad que despertó la icónica imagen hizo que fuera recibida por Recep Tayyip Erdogan, entonces primer ministro turco.

Tres años después y ante los ojos del mismo fotógrafo, su imagen volvió a trascender. Entonces fue retratada junto a su familia mientras mordía el brazo de un soldado israelí que estaba aplastando contra el suelo a su hermano escayolado.

En esta ocasión el incidente con los soldados israelíes fue grabado en un vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales. A los cuatro días de difundirse, Ahed fue detenida junto a su prima – quien también aparece en el vídeo- y su madre y lleva en detención preventiva desde entonces. Las autoridades israelíes la acusan a ella y a su prima por los hechos que aparecen en la grabación.

Además consideran que ella y su familia lanzaron piedras a los soldados durante los enfrentamientos que se produjeron en Nabi Saleh. Los soldados, fuertemente armados, no responden ante el intento de lo que parece más una provocación que una voluntad de hacerles daño. Después, se retiran.

La versión de la familia Tamimi es diferente. Según contó su padre en una publicación en Facebook, los soldados previamente habían “entrado en sus terrenos, disparado gas lacrimógeno y roto las ventanas de la casa de la familia”.

Ayer, un tribunal militar israelí de Cisjordania decidió prolongar nuevamente la detención provisional de la adolescente que permanecerá, al igual que su madre, detenida hasta el lunes. Su prima, en principio, deberá ser puesta en libertad el domingo.

“Ella vale mil hombres”

Nacida en 2001 en Nabi Saleh, -a unos 20 kilómetros al noroeste de Ramala, sede del gobierno palestino-, Ahed Tamimi creció en un ambiente de resistencia. Sus padres son conocidos líderes antiocupación en el pueblo, que entre 2010 y 2016 llevó a cabo ‘Viernes de la Ira’ semanales en protesta por la construcción del asentamiento israelí de Halamish en parte de su territorio.

Su padre Basem, que suele encabezar manifestaciones contra los colonos israelíes, estuvo detenido varios años por Israel. Este cuenta que los relatos de las incursiones y de los arrestos de las fuerzas israelíes marcaron a su hija, y afirma que la familia cuenta con varios “mártires”.

“No puedo pensar en mi futuro porque la ocupación me lo impide”, indicaba la adolescente, que soñaba con ser futbolista, en un vídeo publicado en febrero de 2017. “Para resistir, no solo somos activos a través de las manifestaciones, sino que resistimos también a través de los medios”, añadía. Escolarizada en un liceo de Ramala, la joven contaba que más tarde le gustaría estudiar derecho “para poder defender a su familia y a su pueblo”.

Como siempre en este conflicto, las reacciones son completamente opuestas según donde se mire. El presidente palestino Abu Mazen llamó al padre de Ahed y celebró el compromiso de la familia Tamimi en la lucha contra la ocupación, según la agencia Wafa.

Decepcionados por la falta de perspectiva de un acuerdo de paz con Israel y desesperados por la decisión de Donald Trump sobre Jerusalén, los palestinos ven en Ahed una nueva heroína de su lucha.

“Ella vale mil hombres”, comentan algunos internautas que alaban su “valentía frente a ‘miserables’ que juzgan a niños porque son incapaces de enfrentarse a los adultos”.

El ex embajador israelí en Estados Unidos y diputado en la Knesset -el parlamento israelí-, Michael Oren, criticó sin embargo a la familia Tamimi “que recluta a niños para provocar a los soldados delante de las cámaras”.

Los medios israelíes, por su parte, la describen como una “provocadora que sabe cómo publicitar sus actos”, cuando por una vez en el conflicto palestino-israelí son las imágenes de los soldados en una actitud pasiva las que dan que hablar, y no las del uso excesivo de la fuerza tan a menudo criticado.

Con información de El Mundo

Comments

comments