Joven novia colapsa y muere en pleno baile de su boda

0
4025

Sandra se casó con Félix ante los ojos de sus familiares, amigos y cercanos. Sin embargo, murió mientras celebraban

Por: Agencias

Nueva York.- Sandra Balbuca, una ecuatoriana de 24 años, había contraído matrimonio con Félix Jadan, de 27, el sábado 5 de enero.

La ceremonia religiosa se había realizado en una sala de eventos en Astoria, Queens, Nueva York. Habían asistido familiares y amigos.

Todo era alegría y emoción. Sin embargo, de un momento a otro, todos los asistentes quedaron atónitos.

Cuando los novios estaban realizando el baile, la novia colapsó y se desmayó. Esto motivó que los cercanos intentaran reanimarla.

Primero creyeron que Sandra Maribel se habría desplomado posiblemente cansada por meses de preparación para el feliz día.

Pero la esperanza pasó a conmoción y pánico cuando su esposo Félix Jadan, de 29 años, notó que Sandra Maribel no respondía a los intentos desesperados de la familia para reanimarla, todo ante las aterradas miradas de los invitados.

Sin embargo, no reaccionaba y se le trasladó al Hospital Mount Sinai, recinto asistencial donde se le declaró la muerte.

De igual forma, las causas de su muerte no quedaron del todo claras. De acuerdo a lo que señalan parientes de la joven, aún desconocen los resultados de la autopsia y que ella era una mujer sana.

A su vez, Félix señaló que “la recuerdo todos los días de mi vida como era ella y ahora no sé qué hacer”.

“Ella bailó dos vueltas allí, me miró a mí y colapsó para atrás. Así, eso fue todo. No sabía qué hacer”, recordó Jadan.

La familia relató que la novia tenía buena salud, por eso no se explica qué pudo ocurrirle, una incógnita que será desvelada por el médico forense.

El padre de Sandra, una asistente de médico, se aferra a su fe a medida que pasan los días.

“Siempre la guardo en mi corazón, nunca la voy a olvidar, la tengo siempre presente. Dios me la dio y se la llevó pronto”, expresó José Balbuca.

Félix dijo que buscará fuerza en esa promesa de amor que se hicieron ante el altar.

“Me dio esa rosa blanca tan hermosa que se la entregué al señor y me da fuerza porque a ella no le gustaba que yo esté triste”, expresó el viudo.

La familia decidió sepultar a Sandra en un cementerio de Queens.

“Darle gracias a todos que nos apoyaron, el dolor que tuvimos y estamos, pues, siempre les agradezco en todo momento”, fue el mensaje de José a los amigos y seres amados que han servido de pilar en que apoyarse para superar la tragedia.

Comments

comments