Investiga PGJEM abusos contra una reportera de Reforma

0
736

Esta mañana la reportera presuntamente agredida se encontraba con un grupo de civiles a los cuales les fue impedido el ingreso al predio Loma Larga, en el municipio de Atizapán

Por: Agencias

Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) inició una investigación para esclarecer la detención y abusos contra una periodista del diario Reforma a manos de policías de la entidad y agentes de esa dependencia.

Por su lado, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) aseguró que dará vista a la contraloría interna y a la Inspección General de Instituciones de Seguridad Pública (IGISPEM) para sancionar a los elementos en caso de encontrar pruebas en su contra.

Esta mañana la reportera presuntamente agredida se encontraba con un grupo de civiles a los cuales les fue impedido el ingreso al predio Loma Larga, en el municipio de Atizapán.

A ese lugar llegaron los agentes de la PGJEM y policías mexiquenses, quienes detuvieron a la periodista y luego la trasladaron al Ministerio Público de Tlalnepantla.

De acuerdo con el diario Reforma, la reportera, que se había identificado como tal, declaró que le pidió ayuda a un hombre que aparentemente vestía como fiscal de la PGJEM, pero éste le respondió con burlas y pidió que no lo mirara.

Minutos después un hombre vestido de civil abofeteó, escupió y humilló a la periodista y la obligó a colocarse los zapatos al revés.

También fue abusada sexualmente por una mujer policía cuando ésta le tocó sus genitales, supuestamente para buscar algún equipo de audio o de video que la víctima pudiera estar escondiendo.

“A ver, hija de la chingada, tú aquí no tienes derechos. A mí me vale que seas quien seas, hija de tu puta madre”, dijo la policía, de acuerdo con la información dada a conocer por el periódico.

“Mi credencial la agarraban, me la enseñaban y decían: reportera pendeja. Y me escupían”, narró la afectada, quien permaneció durante más de dos horas encerrada en las galeras sin que se le permitiera realizar una llamada.

Tras lo ocurrido, varios medios de comunicación se dieron cita en el Ministerio Público y de forma indirecta provocaron que la reportera fuera liberada y pudiera hablar por el celular de un compañero.

“Dijeron que hasta que se hiciera la puesta a disposición podía hacer una llamada”, contó la víctima.

Finalmente, Marilú Peña, coordinadora del Ministerio Público, señaló que todo el tiempo que la reportera estuvo retenida fue sólo para hacer una denuncia por robo y que nunca fue privada de su libertad.

En tanto, el gobierno del Estado de México manifestó su compromiso permanente con la libertad de expresión, y aseguró que no tolerará abusos hacia los medios de comunicación y sus representantes, por lo que cualquier responsabilidad que derive de las investigaciones se castigará con apego en la ley.

Comments

comments