Intel apuesta por el talento mexicano en su centro de innovación tapatío

0
69

La tecnológica estadounidense quiere que su centro de innovación y desarrollo en Guadalajara sea un referente en el mundo y una central de conocimiento.

Por: Agencias

Ciudad de México.- La tecnológica estadounidense Intel alberga en Guadalajara el centro de desarrollo e innovación más grande de toda América Latina.

El proyecto del Guadalajara Design Center (GDC) que inició en el año 2000 con un puñado de ingenieros, hoy en día cuenta con más de 1,000 colaboradores y la meta es consolidarse como un centro de intercambio del conocimiento en donde se pueda desarrollar el trabajo académico y que sea un espacio de creación e innovación para el talento mexicano.

El recinto alberga uno de los laboratorios de investigación y desarrollo en donde la compañía “habilita tecnologías para el futuro, pero no está dedicado al desarrollo de productos”, dijo Ramón Morales, director del Centro de Innovación de Intel a El Economista.

Uno de los objetivos del centro es que exista un espacio en el que se puedan desarrollar “tecnologías clave que puedan ayudar a resolver nuestros problemas”, agregó Morales.

El centro se especializa en cinco áreas clave que es el desarrollo de plataformas de cómputo abierto, soluciones de cómputo en la nube, investigación de Internet de las Cosas, cómputo de alto desempeño y analítica de datos. En sus laboratorios se puede apreciar lo que están haciendo en cuestión de experimentación con drones, desarrollo de algoritmos en tiempo real, y aplicaciones de big data implementadas para la industria agroalimentaria o el sector del retail.

En sus ocho hectáreas, el centro alberga un edificio dedicado a su lo laboratorio de investigación y desarrollo de la compañía. También ofrece talleres para niños y estudiantes en general. Una de las metas del centro es incentivar a las niñas a acercarse a las áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

Anualmente el centro de desarrollo recibe a unos 2,000 niños en talleres de robótica e Internet de las Cosas y el objetivo es seguir creciendo y fomentando el interés de los jóvenes en las áreas de tecnologías de la información. Los directivos de Intel son enfáticos en que el centro está conformado en su gran mayoría por científicos e ingenieros mexicanos, donde un 40% de ellos posee un grado de maestría o doctorado.

Otra de las misiones del centro es en palabras de Jesús Palomino, director general de Intel México, es ser “un semillero para la innovación” y un centro de desarrollo académico. El centro busca que sus colaboradores participen activamente en el desarrollo de trabajos académicos y que estén constantemente en un camino de innovación con el registro de nuevas patentes que serán integradas en los productos de la compañía.

A la fecha, el GDC tiene alrededor de 283 patentes generadas por los ingenieros y científicos del lugar y la meta es seguir creciendo.

Laboratorio para Pymes y universitarios

El centro de Intel también alberga a startups y proyectos universitarios que necesiten las herramientas necesarias para la incubación de proyectos. Aunque el director del centro asegura que el GDC no quiere ser una incubadora de startups como tal. La idea dijo Palomino “es que las ideas no se queden en el laboratorio y cambiar el paradigma de ser consumidores a ser creadores”.

Entre las startups que han albergado son la compañía de robótica Briko, que estuvo trabajando en el laboratorio de Intel para poder masificar su producto. La startup mexicana recibió 2 millones de pesos de inversión en el programa de televisión Shark Tank.

Actualmente el laboratorio alberga unas seis pymes y el número varía entre las 20 y 30 startups que albergan temporalmente anualmente.

Aunque los directivos no revelan cifras de inversión. La apuesta de la compañía es clara en este centro de desarrollo de tecnologías. El centro que supera a sus otros puntos en la región en Costa Rica, Brasil, Chile y Colombia, quiere seguir posicionándose como una red de intercambio de conocimiento que acerque el talento de toda la República Mexicana y sea un referente mundial.

El recinto que abrió en el 2014 tiene aun que superar el reto del rezago tecnológico que sigue existiendo en ciertas y por eso busca fortalecer las redes de intercambio con las universidades de toda la República Mexicana para que puedan acercar a la gran mayoría de estudiantes de todos los rincones del país. El director del centro reconoce que aún falta trabajo por hacer en la formación de profesionales tecnológicos que serán necesarios para llevar a la economía mexicana a dar el salto a la industria 4.0 y la próxima revolución industrial.

Comments

comments