Rubén Moreira presenta en la sede legislativa su Quinto Informe de Resultados.

Por Agencias 

Buenos días a todas, a todos.

Con el permiso de la asamblea, quiero dar la bienvenida a Coahuila y agradecer su presencia al Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, quien el día de hoy nos acompaña en representación del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto. Muchas gracias Secretario.

Saludo con afecto, a la vez que les manifiesto mi consideración por la representación que ostentan y por su trabajo legislativo, al Presidente de la Mesa Directiva, así como a las y los diputados que integran esta legislatura.

De igual manera, a los legisladores federales, presidenta y presidentes municipales, titulares e integrantes de los órganos autónomos del estado, rectores y directivos de universidades y tecnológicos, delegados federales, representantes empresariales y de la sociedad civil, y a mis compañeras y compañeros funcionarios públicos de la administración estatal.

Señoras y señores:De acuerdo a lo establecido en la Constitución Política del Estado Independiente, Libre y Soberano de Coahuila de Zaragoza, hoy acudo ante esta soberanía para presentar mi quinto informe de resultados.

Durante estos 60 meses de gobierno, desempeñamos nuestro trabajo bajo los principios de orden y eficiencia que nos impusimos a través del Plan Estatal de Desarrollo, programas sectoriales y especiales. De igual manera, siguen vigentes en todos los ámbitos de nuestro quehacer, los valores de transparencia y rendición de cuentas, con los que nos comprometimos ante la sociedad coahuilense.

Gracias a la coordinación con el Gobierno de la República y a la estrecha colaboración con los municipios y los otros poderes, multiplicamos los resultados y avanzamos en el cumplimiento de nuestros compromisos.

Hablar de la transformación de Coahuila en los últimos 5 años nos lleva a recordar los terribles momentos de inseguridad y violencia que se vivían en todas las regiones.

Resulta doloroso voltear al pasado, miles de personas fueron víctimas de la delincuencia, les fue arrebatada de forma brutal su tranquilidad y el temor por la integridad de sus familias se volvió la constante.

Lamentablemente, la vida en muchos hogares no volverá a ser la misma.

Hoy en Coahuila se respiran vientos de paz, lo cual no significa que demos por cumplido nuestro compromiso. Lo dije con todas sus letras “de la seguridad me encargo yo”, muchas voces se alzaron, unas para criticar nuestros esfuerzos, otras para decir que sería imposible; hubo quien incluso hizo burla, también escuché las que me dieron fortaleza para seguir en esa tarea, las de quienes se manifestaron para alentarme y darme su voto de confianza.

Fueron momentos aciagos, acobardarse no era una alternativa, enfrentar al crimen organizado se volvió nuestro principal objetivo. Sabíamos que por más que nos esforzáramos en el resto de nuestras tareas, éstas no rendirían fruto mientras la seguridad no estuviera garantizada.

5 años después podemos decir que los 5 pilares que propuse como estrategia para regresar la tranquilidad y la paz han dado frutos:

Ahora contamos con más y mejores fuerzas de seguridad. De 2012 a la fecha se han graduado 1,200 nuevos elementos del Instituto Superior de Estudios de Seguridad Pública del Estado; nuestros policías están mejor capacitados, equipados y todos los activos, sin excepción, han acreditado las pruebas de control de confianza.

Nos esmeramos en dignificar el trabajo policial, los elementos de seguridad estatales ya perciben un salario homologado de al menos 16 mil pesos y tienen acceso a la seguridad social. Somos el primer estado en firmar un convenio con el INFONAVIT para que nuestros policías puedan acceder a una vivienda digna.

Con una inversión histórica de 2,700 millones de pesos, más del doble de lo invertido en las dos administraciones estatales anteriores, ahora contamos con una infraestructura de seguridad y procuración de justicia sin precedentes en Coahuila.

Entre otras obras importantes hoy tenemos 2 cuarteles militares en Frontera y Piedras Negras; 6 centros de operaciones militares en Allende, Candela, Guerrero, Hidalgo, Juárez y Viesca; 4 cuarteles de Fuerza Coahuila en Torreón, Saltillo, Monclova y Piedras Negras, así como 5 centros de justicia penal en Frontera, Piedras Negras, Sabinas, Saltillo y Torreón. Además, rehabilitamos la base aérea militar y el Cuartel Puerta Amarilla de Torreón.

En San Pedro, actualmente se construye el Mega Cuartel para una brigada de la Policía Militar que albergará a cerca de 3 mil efectivos que darán servicio en toda la Región Laguna.

Otro de nuestros pilares es proteger a nuestros niños y jóvenes. Evitar que fueran reclutados por los criminales. En ese sentido volcamos nuestro mejor esfuerzo en dos vertientes, por un lado, la prevención social de la violencia y la delincuencia, y por el otro, asegurar mayores oportunidades de educación de calidad para las y los jóvenes.

La apuesta fue por ellos, decidimos buscar la mayor cantidad posible de recursos para destinarlos a la creación de espacios y a la promoción de actividades deportivas, culturales, de esparcimiento y del cuidado de su salud. Gracias al apoyo del Gobierno de la República logramos ampliar la oferta educativa para que ningún niño o joven viera truncadas sus aspiraciones de continuar estudiando, incluso hasta el nivel profesional.

Sin duda alguna, atacar las fuentes de financiamiento del narcotráfico, fue uno de nuestros pilares menos populares. Para lograrlo tuvimos que proponer leyes que no dejaran resquicios para que los delincuentes invadieran espacios para su libre desenvolvimiento, aprovechando el desorden y una falta de control. Así, regulamos de manera estricta la venta, distribución y consumo de alcohol, y expulsamos de nuestro estado las actividades inherentes al juego y las apuestas.

Nuestro cuarto pilar: buscar en lo mejor de la República a los aliados para enfrentar la crisis, nos llevó a tocar todas las puertas de las autoridades federales pidiendo el apoyo, que generosamente nos fue otorgado. Sumamos esfuerzos, nos aplicamos en ponernos a su disposición, en acordar estrategias, en atender requerimientos y así consolidarnos en una sola fuerza en pos de un mismo objetivo.

Señor General Jens Pedro Lohmann Iturburu y elementos militares que hoy se encuentran entre nosotros:

Reciban el reconocimiento del pueblo y Gobierno de Coahuila por el valor y arrojo que han mostrado al combatir a la delincuencia. Gracias por ayudarnos a traer la paz a nuestro estado. De igual forma mi reconocimiento a la Marina Armada; a la Secretaría de Gobernación; a la PGR; al CISEN, y al Instituto Nacional de Migración, con quienes hemos realizado más de 170 reuniones de coordinación y 32 mil operativos.

Señoras y señores legisladores:De 2012 a la fecha se ha logrado disminuir notablemente la incidencia de delitos:

86 por ciento los homicidios relacionados con la delincuencia organizada y 79 por ciento los homicidios dolosos.

Así como una baja de 82 por ciento en el robo de vehículos, y de 55 por ciento en los robos en general.

Por mencionar otro dato, en junio de 2012, en Torreón, una de las ciudades más afectadas por la delincuencia, se registraron 116 homicidios; mientras que el pasado mes de octubre lo concluimos con cinco. Apenas 4 por ciento de aquella terrible cifra.

Con honestidad les digo, hemos hecho todo lo que ha estado a nuestro alcance, hemos puesto corazón y coraje, y lo seguiremos haciendo hasta el último día de nuestra gestión. No permitiremos que el monstruo del narcotráfico vuelva a tomar nuestras calles.

En materia de transparencia y finanzas sanas, lo que era una demanda ciudadana, nosotros lo convertimos en compromiso.

Es por eso que fuimos ambiciosos y nos propusimos las metas más altas, ahora la Ley de Acceso a la Información Pública de Coahuila es la más avanzada del país. Así es calificada por instituciones reconocidas en la materia y dedicadas a realizar estas valoraciones, como lo es FUNDAR.

Otro destacado organismo a nivel nacional es el CIDE, que en su última evaluación de Métrica de la Transparencia nos ubicó entre los 3 primeros lugares, ponderando aspectos relativos a la normatividad, los portales oficiales de transparencia, las capacidades institucionales de los órganos garantes y ejercicios con usuarios simulados, además de una revisión a sujetos obligados.

Más recientemente, el IMCO refrendó para Coahuila, por segundo año consecutivo, el primer lugar en el Índice de Información Presupuestal Estatal, por la transparencia en la publicación de nuestras obligaciones de contabilidad gubernamental, eliminando así las condiciones de opacidad y fomentando las buenas prácticas contables.

En pocas palabras, nos esmeramos en asegurar a todos los ciudadanos que nuestras prácticas financieras están siendo cuidadosamente manejadas, y pueden ser consultadas a través de los diversos mecanismos que para tal propósito hemos puesto a su disposición en el portal electrónico oficial del Gobierno del Estado.

En ese mismo sentido, el manejo de nuestras finanzas continúa siendo responsable. Nos conducimos con estricta disciplina y austeridad, lo que nos ha permitido optimizar el uso de los recursos públicos y lograr un mayor impacto en el bienestar social de las y los coahuilenses, a la par que aumentamos la competitividad de nuestro estado.

A cinco años de gobierno, logramos un equilibrio presupuestal, fortaleciendo el ingreso público y cuidando el gasto.

En 2011, el presupuesto de ingresos fue de 31 mil millones de pesos. Durante nuestra gestión logramos, gracias a un esfuerzo conjunto entre ciudadanía y gobierno, incrementarlo significativamente. Para este año, el monto es de 46 mil millones de pesos, lo que representa un crecimiento de casi 50 por ciento en los ingresos.

Esta disciplina fiscal, nos permitirá que a partir del próximo año se elimine completamente el cobro de la tenencia, con lo que cumpliremos un compromiso más de los que hice con las y los coahuilenses.

En esta parte, quiero externar mi reconocimiento al Gobierno Federal por el apoyo que nos ha brindado, y de manera especial, agradecer el intenso trabajo que realizaron nuestros legisladores federales durante la negociación del Presupuesto de Egresos para este año. Muchas gracias.Derivado del proceso de reestructuración y refinanciamiento de la deuda pública bancaria que realizamos a mediados de 2015, mejoramos las condiciones financieras por la disminución de las tasas de interés, con lo cual logramos aumentar la calificación de la calidad crediticia del estado.

En alcance al tema de transparencia, es importante hacer mención que en nuestra página de internet se encuentra a la disposición de la ciudadanía la memoria documental del proceso administrativo de la mencionada reestructuración de la deuda pública.

Los coahuilenses nos distinguimos por el orgullo y empeño que ponemos para salir adelante por nuestro propio esfuerzo, es por ello que uno de los logros que más nos llena de satisfacción es el que se refiere a la creación de empleos formales.

Cuando iniciamos este Gobierno nos impusimos una meta ambiciosa, conseguir 100 mil nuevos empleos.

Hoy esa meta se ha rebasado; de acuerdo al último reporte del Instituto Mexicano del Seguro Social, en lo que va de nuestro Gobierno se han creado más de 140 mil nuevos empleos. La cifra más alta en la historia de Coahuila. Esta equivale a más del doble de la suma de empleos creados durante las dos pasadas administraciones estatales.

Seguimos siendo líderes en formalidad laboral, de acuerdo a los datos del INEGI. La proporción de trabajadores formales en Coahuila es 50 por ciento más alta que la media nacional.

Refrendamos nuestra lealtad a las ramas industriales que en Coahuila han echado raíces y que, aunado a su participación en la generación de empleos, han contribuido al crecimiento económico de Coahuila.

Continuaremos con la promoción de nuestra entidad para la instalación de nuevas empresas, que nos permitan diversificar nuestra vocación productiva; seguiremos dando el respaldo y los estímulos necesarios a todos los proyectos, sin hacer distingos por el número de empleos que generen o el monto de su inversión.

Señor Secretario del Trabajo y Previsión Social, le solicito sea usted el amable conducto para hacerle llegar al Presidente Peña nuestro agradecimiento por su constante apoyo para lograr que nuestras acciones de promoción económica sean exitosas, así como nuestro reconocimiento a las políticas públicas que han instrumentado para aumentar la formalidad laboral.

En cinco años se han consolidado 147 proyectos de nuevas empresas o ampliaciones de las existentes, que suman un monto de inversión superior a 195 mil millones de pesos. En este rubro, quiero puntualizar que, de esta cifra, la parte que corresponde a la inversión extranjera directa, es la más alta en los últimos 25 años.

Las inversiones y la generación de empleos que de ellas derivaron, permiten que de acuerdo con los estudios realizados por Aregional, seamos el estado con el tercer producto interno bruto per cápita más alto del país, sólo por debajo de la Ciudad de México y Nuevo León.

Los estudios realizados por el IMCO y por la organización “México, ¿cómo vamos?”, señalan que Coahuila se ubica como la segunda entidad que más aporta al desarrollo económico del país.

Además, con un monto cercano a 650 mil millones de pesos, equivalente al 10 por ciento del total nacional, Coahuila se coloca como el tercer estado más exportador del país.

Podemos decir que en materia de crecimiento económico y generación de empleo, Coahuila está más fuerte que nunca.

Un sector que ha avanzado de manera constante en los recientes años es el turístico. Al inicio de la administración solamente Parras ostentaba la denominación de Pueblo Mágico, ahora contamos con 5 más: Arteaga, Candela, Cuatro Ciénegas, Guerrero y Viesca, lo que nos convierte en el estado del norte del país con más pueblos con esta categoría.

Derivado de las actuales condiciones de seguridad se han logrado reestablecer las actividades relacionadas con el turismo cinegético; con lo que se fortalece el desarrollo de la zona rural, y los ranchos dedicados a esta actividad.

Hemos llevado de la mano la promoción económica y el turismo, a donde quiera que vamos además de destacar nuestras ventajas competitivas para atraer inversiones, también los invitamos a conocer todo lo que tenemos para ofrecer a quienes nos visitan.

Hoy el turismo es una alternativa real de ingreso para muchos coahuilenses y determinante para la economía de varios municipios. Me atrevo a decir que jamás en la historia del estado se hizo lo que hoy en esta materia.

El campo coahuilense y quienes en el encuentran su fuente de ingresos y trabajo, han ocupado un lugar muy importante en nuestra agenda. El compromiso con los productores agropecuarios sigue firme.

Durante estos cinco años, trabajamos de la mano con el Gobierno de la República, los sectores social y privado para hacer que el campo coahuilense sea sustentable, productivo y rentable.

Los indicadores que nos permiten ubicarnos a nivel nacional, hablan por sí mismos. Nos mantenemos como el principal productor de leche de cabra; el segundo estado productor de carne de caprino; cosechamos la cuarta parte de los melones que se consumen en México; producimos casi cuatro millones de litros diarios de leche, que representan 12 por ciento del total nacional; recolectamos 12 mil toneladas de nuez, y cosechamos más de 26 mil toneladas de manzana, solo por mencionar algunos de nuestros productos.

En fechas recientes nos reunimos con representantes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y con autoridades del gobierno federal, para asegurarnos de mejorar el estatus sanitario en el 2017, lo que permitirá una mayor competitividad a los productores agropecuarios.

En lo que se refiere al sector educativo, el trabajo que realizamos nos ha permitido lograr resultados que nos llenan de orgullo.

Dedicamos nuestro esfuerzo para conseguir que más niños, niñas y jóvenes coahuilenses alcanzaran sus sueños de consolidar sus estudios hasta el nivel superior. Anhelo no solo de ellos, sino de todas las familias, que ven en la educación la manera más efectiva de progresar y salir adelante.

Nos impusimos metas muy ambiciosas. Sabíamos que para lograrlas era necesario sumar esfuerzos, en este sentido, la constancia del apoyo que nos ha brindado el Gobierno de la República ha sido fundamental para nosotros.

Logramos aumentar la oferta educativa en una proporción de la que no hay precedentes en nuestra historia. Aquí es importante reconocer también el esfuerzo realizado para ampliar y fortalecer la oferta educativa de nuestra máxima casa de estudios, así como del resto de las universidades y tecnológicos en el estado.

Sumando esfuerzos, en cinco años logramos poner a disposición de las y los jóvenes de todos los rincones de Coahuila 230 nuevas preparatorias, escalón inmediato para quienes esperan continuar con una carrera profesional.

De igual manera, ahora cuentan con 8 nuevas universidades tecnológicas y politécnicas. Las nuevas universidades están distribuidas en todas las regiones del estado, de tal manera que nuestro gran territorio de 152 mil kilómetros cuadrados ya no es un impedimento para acudir a estudiar.

Queríamos a nuestros jóvenes en la escuela y no a merced de la delincuencia. Hoy tenemos a 30 mil estudiantes más en el bachillerato y a 19 mil en instituciones de educación superior. Nunca como ahora, tantos jóvenes estudian.

La inversión en infraestructura educativa ha tenido un crecimiento notable. Mientras en el primer año de gobierno invertimos 500 millones de pesos, este año llegamos a más de 1,300, es decir invertimos casi 3 veces más.

En suma, en lo que va de la administración hemos destinado 3,700 millones de pesos para que nuestros alumnos y sus maestros, de todos los niveles educativos, cuenten con más y mejores espacios para aprender, y en esto el Gobierno del Presidente Peña ha sido fundamental.

También continúan nuestros esfuerzos a favor de la población que aún no concluye su educación básica. De acuerdo al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, Coahuila se proyecta como la cuarta entidad con menor rezago educativo. Para lograrlo pusimos en marcha una serie de estrategias, entre las que destaca llevar la educación a las empresas y a las propias dependencias de los distintos ámbitos de gobierno. Por nuestros resultados en términos de eficacia, eficiencia, operación y calidad de los servicios, Coahuila obtuvo el segundo lugar en el Modelo de Evaluación Institucional del INEA.

La cultura es fundamental para cultivar el espíritu; es a la vez una clara señal de progreso; permite a la gente tener una visión más amplia, y así lograr una mayor armonía con su entorno, borrar diferencias y vivir en un ambiente de respeto.

Para nosotros la cultura es un derecho de todas y todos; pero también un factor para generar encuentro social y fortalecimiento del tejido. Una sociedad culta es una sociedad en paz.

En 5 años, realizamos cerca de 9 mil actividades artísticas, lo que nos permitió llevar la cultura a los 38 municipios.

Además, realizamos obras de construcción, rehabilitación y remodelación no solo de grandes espacios como el Teatro Isauro Martínez en Torreón, sino también de casas de la cultura en municipios como Abasolo, Lamadrid, Ocampo, Juárez y Cuatro Ciénegas.

Nuestros eventos cada vez se consolidan más. Este año, tan solo el Festival Julio Torri, en el que se presentaron reconocidos artistas de talla internacional, sumó una asistencia de 220 mil personas. Cifra similar a la de visitantes que acudieron a la Feria Internacional del Libro de Arteaga. Este evento, que no solo se limita a la compra – venta de libros, y que es un espacio libre para el diálogo, ya se convirtió en un acontecimiento de gran importancia en su tipo.

El Encuentro de Ópera Artescénica, el Festival Internacional de la Guitarra del Noreste, el de la Palabra Enriqueta Ochoa, el Rockoahuila, el Premio Internacional Manuel Acuña de Poesía en Lengua Española y, el Festival Infantil y Juvenil La Maroma, entre otros, llegaron para quedarse y nos proyectan como un estado líder en cultura.

Una entidad requiere de la infraestructura necesaria para equilibrar el desarrollo de todas sus regiones, mejorar el nivel de vida de las personas y, en lo general, aumentar su competitividad para atraer nuevas inversiones productivas.

Durante esta administración se han destinado más de 23,800 millones de pesos en numerosas obras. Me referiré a los rubros que destacan por su inversión histórica.

En lo que va de la administración se ha invertido 6,100 millones de pesos en la construcción y modernización de carreteras, caminos y vialidades; 3 veces más que en cualquiera de las 2 administraciones previas.

La inversión en infraestructura para la salud, que va desde la construcción de nuevos hospitales, hasta la rehabilitación y remodelación de diversos centros de salud, asciende a más de 2,100 millones de pesos.

Para la construcción de más de 350 obras y acciones de agua potable, drenaje y saneamiento se han invertido más de 1,250 millones de pesos.

En cinco años, incrementamos el número y calidad de los espacios deportivos, llegamos a 160 obras en las que se invirtieron 863 millones de pesos, 3 veces más que la suma de lo invertido en las dos administraciones anteriores.

Esto, sin contar los montos destinados a la infraestructura en educación y seguridad pública, que ascienden a 3,700 y 2,700 millones, respectivamente.

En el esfuerzo de infraestructura, la coordinación y apoyo del Gobierno Federal ha sido fundamental para lograr proyectos y obras que han cambiado Coahuila.

En materia de desarrollo social, desde el primer día de nuestro gobierno focalizamos nuestros mayores esfuerzos en las personas que presentan alguna carencia social, marginación o vulnerabilidad.

Para obtener resultados de mayor alcance, durante estos cinco años sumamos esfuerzos, acciones y recursos con el Gobierno de la República, lo que ha dado como resultado un significativo avance en la calidad de vida de las personas en situación de desventaja.

Fue a través de diversos programas, con acciones focalizadas, como hemos ido cerrando la brecha de la desigualdad social. Llevamos servicios educativos donde hacía falta e instrumentamos acciones para abatir el rezago educativo; ampliamos y mejoramos las condiciones de las viviendas para hacerlas más dignas y abatir el hacinamiento; instalamos los servicios públicos en donde se carecía de ellos, incluso en las localidades más lejanas donde instalar la electricidad convencional era incosteable, pusimos celdas solares; también lugares donde nunca antes tuvieron agua, como el Ejido Cuates de Australia de Cuatro Ciénegas, ahora disfrutan de este derecho, que para el resto de la población es algo cotidiano. De acuerdo a mediciones oficiales recientes, ahora somos el estado con mayor cobertura eléctrica en los hogares.

Nos propusimos asegurar para la población vulnerable el acceso a servicios de salud y a la seguridad social, así como a una alimentación adecuada. Sobre este último aspecto, cabe mencionar que son 280 mil familias de todo el estado las que mensualmente se benefician a través de nuestro Programa Alimentario.

Quiero destacar algunos indicadores sobre las carencias sociales, publicados por las instituciones oficialmente reconocidas para este fin, como INEGI, CONEVAL y PNUD:

– Somos el segundo estado con menor hacinamiento. En Coahuila solo 3.5 por ciento de los hogares están en esta condición.

– Durante estos 5 años el porcentaje de la población con acceso a servicios de salud subió de 79 a 87 por ciento.

– La cobertura actual de los servicios básicos en las viviendas es de 97.6 por ciento con drenaje, 98.3 con agua potable y 99.7 con energía eléctrica.

– De los municipios que tenían algún grado de marginación al inicio de la administración, hoy Candela, General Cepeda y Ocampo pasaron de un nivel de marginación media a baja; mientras que Abasolo, Matamoros, Nadadores, Sacramento y Zaragoza, pasaron de baja a muy baja marginación.

Secretario Navarrete, por favor dígale al Presidente Peña que los recursos que han destinado para Coahuila a través de los diversos programas de su gobierno han sido administrados de una forma cuidadosa y trasparente, y trabajamos de manera muy cercana con las delegaciones federales para asegurar el mayor beneficio de la población coahuilense más vulnerable.

Por lo que se refiere al nuevo modelo de asistencia social, nos mantenemos como un estado con una visión asistencial basada en la garantía y protección de los derechos humanos de todas las personas en situación vulnerable, pero a la vez brindándoles las herramientas para impulsarlos a superarse por sí mismos.

En Coahuila garantizamos y protegemos los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes. Al respecto, instrumentamos grandes cambios; por ejemplo, la transformación del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia y Protección de Derechos, y la creación de la PRONNIF.

Nos convertimos en un referente nacional por contar con un programa estatal en la materia, y una plataforma especialmente diseñada para mostrar los avances de nuestro estado en beneficio de la población infantil.

El DIF Coahuila mantiene la operación exitosa de sus programas más emblemáticos para lograr la inclusión social de personas que presentan alguna discapacidad, los adultos mayores, menores y adolescentes en desamparo, jóvenes embarazadas, mujeres jefas de familia, o para quienes se encuentran en comunidades alejadas y localizadas en zonas marginadas.

En materia de género nuestras políticas públicas son de vanguardia. No solo tenemos la obligación de brindar a las mujeres las mismas oportunidades que a los hombres, sino que además debemos instrumentar los mecanismos que garanticen para ellas una vida libre de discriminación o violencia. Impulsamos, y lo seguiremos haciendo, acciones que compensen muchos años de discriminación contra ellas.

A lo largo de estos cinco años, las agencias internacionales más reconocidas como las UNESCO, UNICEF y ONU Mujeres, han encontrado en nosotros un gobierno dispuesto a instrumentar estrategias de vanguardia en favor de ellas.

Ahora hemos puesto a su disposición los centros de Justicia y Empoderamiento para las mujeres en Saltillo, Torreón, Frontera, y estamos construyendo otro en Acuña; además del Centro de Atención Integral ubicado en Matamoros

En el transcurso de estos cinco años hemos enviado a este Congreso iniciativas de reforma a diversos ordenamientos estatales para apuntalar el empoderamiento de las mujeres y su seguridad. Estamos convencidos que en un futuro se aplicarán en todos los estados del país.

Pero no solo se trata de tener las normas, queremos fincar las bases para que las que ahora son niñas, lleguen a ser mujeres que den por sentadas las condiciones de igualdad en todos los ámbitos. Que tengan la seguridad que ningún hombre podrá agredirlas impunemente, y que lo sepan también ellos.

Nos hemos propuesto hacer de cada joven coahuilense un agente de cambio de la comunidad, por lo que continuamos con el impulso de estrategias y acciones que incidan en su formación, los acompañen en la toma de decisiones y los incorporen ágilmente a la sociedad.

No basta con tener nuevas preparatorias y universidades. Debemos asegurarnos que ningún estudiante por razones de salud deje la escuela. Es por ello que, en coordinación con el Gobierno de la República, afiliamos al seguro facultativo del IMSS a cerca de 100 mil alumnos de educación media y superior, que ahora podrán ser atendidos en caso de padecer alguna enfermedad, o incluso requerir una cirugía.

Continuamos con acciones permanentes para disminuir la incidencia de embarazos en adolescentes; además, con la aprobación de la iniciativa de ley para la prohibición de los matrimonios infantiles, se garantiza a las niñas y niños sus principales derechos como educación, salud y dignidad personal. Esta reforma incidió en lograr una disminución en los embarazos a temprana edad, sobre todo en aquellos que se presentan de los 10 a los 14 años.

En materia de salud, de acuerdo a la reciente Encuesta Intercensal llevada a cabo por el INEGI, actualmente en Coahuila la proporción de personas afiliadas a servicios de salud institucionales, es decir al IMSS, ISSSTE o Magisterio, es poco más del 85 por ciento, muy por encima de la media nacional.

Aunque esta cifra es alta, aún tenemos un 15 por ciento de coahuilenses que en algún momento requerirán de servicios médicos. Es para ellos, que además de los que ya existían en el estado, ahora ya están en operación el Hospital General de Torreón, el Hospital General de Piedras Negras; para atender emergencias, la nueva Cruz Roja de Saltillo, y con una inversión histórica construimos el Hospital Materno Infantil y el Centro Oncológico de la Región Sureste.

En Salud, invertimos más de 2,100 millones de pesos. Además de los hospitales antes mencionados, se han realizado numerosas obras y acciones de mejora, rehabilitación y equipamiento de centros de salud, ubicados en diversos puntos del estado.

Adicionalmente, para incrementar la cobertura y el acceso a los servicios de salud de los coahuilenses, afiliamos al Seguro Popular a más de 806 mil personas.

Reconocemos el problema de salud pública que representa la diabetes, todos sabemos lo devastador que puede ser este mal, que es la segunda causa de muerte. Es un padecimiento que por una parte se puede prevenir, y por la otra, si se detecta a tiempo, quien la padece puede llevar una vida normal con los cuidados adecuados.

Decretamos el 2016 como Año de la Lucha contra la Diabetes, y a lo largo del mismo hemos realizado intensas campañas de sensibilización, prevención, detección oportuna y tratamiento de esta enfermedad.

Un elemento fundamental para la buena salud es la activación física. El DIF Coahuila organizó nuevamente lo que ya es tradición, la carrera Actívate Coahuila, el evento en su tipo más grande del país, donde más de 42 mil corredores corrieron simultáneamente en distintas ciudades del estado.

Quienes somos coahuilenses tenemos un amor entrañable por nuestra tierra y nos sentimos orgullosos al hablar de ella; mantenerla con un medio ambiente limpio y libre de contaminantes es obligación de todos.

Es por ello que intensificamos las acciones para la prevención, control y reducción de la contaminación; fortalecimos los programas de conservación y restauración del patrimonio natural; consolidamos una sociedad ambientalmente responsable con especial atención a la niñez y la juventud, y vigilamos el patrimonio natural haciendo cumplir la legislación ambiental.

Sí, queremos un mayor desarrollo económico, también contar con ciudades más modernas y equipadas, pero no estamos dispuestos a que nuestro medio ambiente pague el precio. Estamos comprometidos con el desarrollo sostenible sin condiciones ni excepciones.

Cuidarlo es un trabajo multilateral; los tres órdenes de gobierno, la academia, la industria y la ciudadanía, hemos trabajado de manera coordinada.

Así, logramos que más del 16 por ciento de la superficie del estado se registre como área natural protegida; además, innovamos con legislación avanzada a nivel nacional en la protección de los animales.

En materia de impacto y riesgo ambiental incorporamos más acciones para prevenir, reducir, mitigar y restaurar los efectos que impactan negativamente en nuestro entorno, para que cualquier obra o actividad que se pretenda realizar se efectúe dentro de la normatividad vigente. Mi reconocimiento a las autoridades ambientales por su trabajo.

La promoción, defensa y respeto de los derechos humanos es uno de mis grandes compromisos. Para mí, la dignidad humana se antepone ante cualquier circunstancia, significa también que todas y todos, sin distinción de ningún tipo, debemos tener un desarrollo y bienestar plenos durante todas las etapas de la vida.

En este quinto año de gobierno, intensificamos el trabajo conjunto con los diversos actores sociales, la participación permanente de la sociedad civil, las instituciones educativas y los organismos de derechos humanos.

Continuamos trabajando de manera estrecha con la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con quien de manera permanente evaluamos y damos seguimiento a nuestro Programa Estatal, que ha sido modelo para otras entidades.

Estamos convencidos de que los productos que generan organismos internacionales promotores de los derechos humanos constituyen valiosas herramientas para los gobiernos y los vemos con respeto.

Quiero hacer mención especial del informe publicado por Open Society sobre violaciones a los derechos humanos en México; sobre este nos dimos a la tarea de analizarlo y elaboramos una respuesta que tuvo por objeto reconocer ese trabajo, aceptar las observaciones contenidas en el documento, y realizar algunas precisiones respecto de los hechos acontecidos en Coahuila.

Hoy como nunca antes en la historia de Coahuila, el reconocimiento de estos derechos, es en favor de todas las personas; por eso encaminamos nuestros esfuerzos para respetar, promover, proteger y garantizar los derechos de las mujeres, de las niñas, niños y adolescentes, de las personas con discapacidad, adultas mayores y migrantes; así como para hacer frente a conductas aberrantes como la trata y desaparición de personas, para combatir la tortura, y para atender a las víctimas de delitos.

Asimismo, realizamos modificaciones normativas e institucionales encaminadas a garantizar la justicia cotidiana, para que todas las personas puedan ejercer sus derechos sin obstáculos de ninguna naturaleza.

Continuamos coordinando la Comisión de Derechos Humanos de la CONAGO. En la última sesión plenaria, celebrada apenas hace un par de semanas, ante el Presidente Peña, presenté una propuesta de 10 compromisos para la niñez y la adolescencia, derivados del último informe del Estado Mexicano ante el Comité de los Derecho del Niño, de las Naciones Unidas.

Uno de los temas más lacerantes en materia de derechos humanos es, sin duda alguna, la desaparición de personas. Hoy refrendo mi compromiso de trabajar sin descanso hasta el último día de mi gobierno en la búsqueda de las y los desaparecidos.

En este Congreso, a lo largo de los últimos cinco años, se han discutido y aprobado diversas reformas que han transformado la vida diaria de miles de coahuilenses. A las y los diputados, quiero externarles mi reconocimiento por su trascendental trabajo.

Secretario Navarrete Prida:

Aprecio su presencia hoy aquí, no solo como representante personal del Señor Presidente, sino como un amigo de Coahuila que nos ha apoyado incondicionalmente. Le reitero mi amistad y aprecio.

Le pido que lleve un saludo al Presidente Peña; dígale que aquí nos hemos sumado a su trabajo, que lo seguiremos haciendo, y que le reconocemos su esfuerzo por mejorar a este gran país.

Han sido cinco años de un intenso trabajo. Cuando tomé protesta como Gobernador supe que enfrentaría grandes retos y desafíos. Hoy podemos afirmarlo, nuestro estado se ha transformado; estamos convencidos que muchas cosas quedan por hacer, pero con el esfuerzo de todas y todos seguiremos avanzando en la construcción del Coahuila que anhelamos para nuestros hijos.

Señoras y señores legisladores: Para estos doce meses que restan de administración, me propongo reforzar las acciones para cumplir con lo previsto en el Plan Estatal de Desarrollo; pero además dejo a ustedes cinco grandes rubros que atenderé personalmente:

1. La seguridad. Tenemos que estar en guardia para que los malos no regresen a Coahuila.

2. La defensa de nuestro crecimiento económico, ante la amenaza de turbulencias internacionales. Nuestro estado y nuestras empresas son primero.

3. La búsqueda de personas desaparecidas.

4. Garantizar el respeto a los derechos humanos y ampliar al máximo el ejercicio de los mismos.

5. Incidir en la defensa del medio ambiente y la protección a los animales.

Gracias por escucharme. En el momento en el cual el protocolo lo señale, quedo a su disposición para responder las preguntas que ustedes juzguen conveniente hacerme.

A todos ustedes, muchas gracias.

Comments

comments