Huye familia saltillense con 20 millones de pesos

0
995

Ofrece a inversionistas jugosas ganancias por sus depósitos, pero todo resulta un engaño.

Por Carlos Rodríguez

Saltillo, Coahuila-. En un megafraude que involucra como víctimas a empresarios, funcionarios públicos de distintos niveles de Gobierno y hasta agentes de la Fiscalía General del Estado, el saltillense Andrés Benavides Fuentes se convirtió en objetivo prioritario para las autoridades, a fin de que responda por los desfalcos que rebasan los 20 millones de pesos.

De acuerdo con investigaciones abiertas, en el megafraude resultaron afectados empresarios de la región y trabajadores de la Fiscalía General del Estado, según lo confirmó Everardo Lazo Chapa, delegado de la Región Sureste de la Fiscalía.

El presunto estafador adeuda más de 20 millones de pesos, luego de embaucar a 16 inversionistas para que le depositaran dinero para adquirir insumos de limpieza y protección, como guantes, cubrebocas, caretas protectoras, entre otros artículos. Les prometió 20% de ganancias sobre el capital, pero hasta el momento no responde a lo acordado.

En redes sociales y por la vía legal, los afectados comenzaron su “cacería”, mientras el presunto defraudador se encuentra prófugo desde hace días, confirmó uno de ellos, identificado como el señor Saucedo.

El sujeto se presentaba como accionista de la compañía QSMX Group y huyó junto con su esposa, Mónica Valeria Arguindegui Torres, por la cual la Fiscalía General del Estado emitió ficha de búsqueda y activó la Alerta Alba, para buscar a personas adultas. La familia de la mujer no sabe de ella desde el pasado 14 de septiembre.

La Fiscalía Especializada de Personas Desaparecidas confirmó que Mónica Valeria Arguindegui Torres, su pareja, se fue por su propia voluntad, y se llevó a sus hijos, Ana, de 5 años, y Andrés, de un año.

La empresa QSMX Group, con sede en Ramos Arizpe, se deslindó de los actos ilícitos presuntamente cometidos por Benavides Fuentes.

La compañía aseguró que el ahora prófugo se desempeñaba como comisionista.

“El C. Andrés Benavides Fuentes no tiene relación alguna con la empresa, fue colaborador externo e indirecto de la compañía y su rol estaba únicamente ligado al desempeño de labores de ventas”, señaló la empresa en un desplegado.

Añadió que inició un proceso legal en contra del implicado y que se procederá legalmente en contra de las personas que lo hayan ayudado en la estafa.

Este medio se puso en contacto con algunos de los afectados, pero analizan si el dar una declaración podría afectar las investigaciones.

El megafraude involucra como víctimas a empresarios, funcionarios públicos de distintos niveles de Gobierno y hasta agentes de la Fiscalía General del Estado.

Comments

comments