Habrá choque generacional en la Ronda Divisional de la NFL

0
177

Ofrecerá la Ronda Divisional un duelo entre los veteranos QB de la Nacional y la nueva cara de los emparrillados de la Americana.

Por: Grupo Zócalo

Ciudad de México. – La Conferencia en la que militan sus respectivos equipos no es lo único que separa a los quarterbacks titulares que aún sueñan con imponerse en el Super Bowl LV, también la brecha generacional.

Sangre nueva

Mientras en la Americana, los dos más veteranos tienen 25 años, en la Nacional hay un par de cuarentones, otro está a tres años de las cuatro décadas y solamente uno tiene 26.

En la Conferencia Roja, Patrick Mahomes (Kansas City) y Baker Mayfield (Cleveland) son los pasadores con mayor edad, aunque ninguno tiene más de tres temporadas completas como titular. Eso sí, el de los Jefes ya ganó un Super Bowl, además de ser el Jugador Más Valioso de ese encuentro y el de la campaña en la NFL.

Lamar Jackson (Baltimore, 24 años) también ya recibió la distinción del MVP en una temporada, aunque apenas el domingo ganó su primer duelo en playoffs, mientras que Josh Allen (Búfalo, 24) también está en sus primeras campañas.

La vieja guardia

Tom Brady, Drew Brees y Aaron Rodgers los une algo más que pertenecer a una generación que cuenta tantos pases de touchdown como canas en su cabellera. Entre las edades de los tres suman 122 años, pero más allá del tiempo y su inexorable paso, este trío de quarterbacks tiene garantizado su lugar en el olimpo, no sin antes, dejar más profundas sus respectivas huellas en un deporte sumergido en la melancolía de solo pensar que se viven los últimos suspiros dentro del emparrillado de estas leyendas.

La NFC presumirá a tres de los mariscales de campo más prolíficos en los anales de la liga, cada uno con el respaldo de haber acariciado el Vince Lombardi entre sus dedos. El veterano de 43 años de Tampa Bay es quien más veces lo ha hecho en la historia de la NFL con seis victorias en el Súper Domingo, mientras que tanto el pasador de 42 años de New Orleans, como el de Green Bay, lo han logrado en una sola ocasión, por lo que buscarán revivir viejas glorias en una de sus últimas oportunidades.

Brees ha lanzado al menos un pase de touchdown en 17 juegos consecutivos de Postemporada y necesita uno más el domingo contra Tampa Bay para empatar a Brady, quien no se quedará de brazos cruzados y buscará igualmente prolongar su racha de 18 juegos de playoffs consecutivos con una anotación aérea, la marca más larga en la historia de la postemporada.

Comments

comments