Gobierno le saca la vuelta a «El Mencho»; van por otro de sus rivales

0
303

En la lista de capos por capturar no sigue el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, “El Mencho”, sino un violento cabecilla de La Familia Michoacana.

Por Agencias

Ciudad de México.- Después del arresto de “El Marro”, en la lista de capos por capturar no sigue el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, “El Mencho”, sino un violento cabecilla de La Familia Michoacana que azota dos estados que Morena necesita ganar sí o sí el próximo año.

La exitosa captura de “El Marro”, líder del Cártel Santa Rosa de Lima, ha sembrado una duda en el círculo cercano al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo: ¿vale la pena seguir la estrategia de “abrazos, no balazos” y dejar que los capos anden sueltos por el país?

Esta pregunta se la plantean porque después del operativo de la madrugada del 2 de agosto en el que participaron fuerzas federales y estatales de Guanajuato, se han cosechado buenos e inéditos resultados: un secretario de Estado y un gobernador de oposición vitoreados, un capo fuera de circulación, un cártel poderoso ahora debilitado y un mensaje fuerte para otros líderes criminales que se sienten intocables desde que el gobierno federal abandonó la estrategia de ir tras cabecillas.

En las oficinas de Alfonso Durazo en Avenida Constituyentes, al poniente de la Ciudad de México, se dice que –por fin, tras año y medio de tambaleos– creen que ya encontraron la fórmula para atacar al crimen organizado: usar la inteligencia financiera para ahorcar económicamente a un cártel y solo recurrir a un operativo quirúrgico contra el líder del grupo como colofón de la estrategia, justo lo contrario de lo que hacían los gobiernos anteriores, que primero hacían el operativo y luego desmantelaban la red de dinero sucio.

Ese modelo híbrido ya está puesto en marcha para el próximo objetivo de Alfonso Durazo: un hombre no tan conocido como “El Marro”, o como su rival “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, pero que a nivel regional es un torbellino de violencia.

Se trata de Johnny Hurtado Olascoaga, “El Pez”, líder de La Familia Michoacana, cuya zona de poder se extiende por Tierra Caliente en Michoacán, Guerrero y el Estado de México.

Comments

comments