Felipe Calderón teme por su vida

0
134

El expresidente pidió protección a López Obrador argumentando que realizó tareas de seguridad que comprometen su integridad

Por: Agencias

Ciudad de México.- Héroe para algunos y villano para otros. La gestión de Felipe Calderón como presidente de México e impulsor de la guerra contra el narco sigue polarizando a la opinión pública.

Mientras para periodistas como Anabel Hernández el mandatario privilegió a criminales como Joaquín “El Chapo” Guzmán y su “guerra” no fue más que un montaje, el expresidente asegura temer por su vida y la integridad de su familia, dadas las labores de seguridad que enfrentó.

Así lo dejo ver en una carta dirigida a AMLO, y revelada por el gobierno federal el pasado 21 de mayo. “Le pido de manera atenta y respetuosa que se le restituya a mi familia un nivel mínimo de protección, acorde a los riesgos generados por el desempeño de tareas sensibles en el cumplimiento del cargo como presidente”, expuso Calderón Hinojosa.

El exmandatario, que gobernó de 2006 a 2012, aseguró que en diversas ocasiones fue objeto de distintas amenazas cuando, en cumplimiento de su deber, enfrentó a organizaciones delincuenciales en la llamada “Guerra contra el narco”

Además, advirtió que en ese entonces, su gobierno capturó a 25 de los 37 líderes más buscados en el país, y que hoy podrían atentar contra él y su familia. Pero, ¿quienes son esos delincuentes?

La cronología de un conflicto

Al inicio de su sexenio en 2006, el objetivo principal del expresidente, Felipe Calderón, se enfocaba en “recuperar la fortaleza del Estado y la seguridad”, por lo que emprendió una “cacería” de líderes de la droga.

Según la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, del 2006 al 2012, la Secretaría de la Defensa Nacional registró a 51,568 civiles detenidos por delitos contra la salud y su vinculo con el narcotrafico o delincuencia organizada.

Entre esas detenciones, el gobierno federal presumió el abatimiento y detención de 33 líderes del narco.

2006

-A once días de haber tomado el poder, Calderón Hinojosa ejecutó el primer gran operativo antidroga en Michoacán. Al menos 7, 000 militares y policías participaron.

2007

El 19 de enero las autoridades mexicanas detuvieron al expolicía judicial federal Miguel Ángel Soto Parra, alias “El Parra”, considerado uno de los fundadores de la organización de Los Zetas.

Se le acusó de haber apoyado a Osiel Cárdenas Guillén, líder de la célula criminal, cuando ejercía como agente en el Estado de Tamaulipas.

-En marzo las autoridades incautaron 205 millones de dólares en efectivo de la casa del empresario, Zhenli Ye Gon, supuestamente ligado al cártel de Sinaloa.

2008

En enero del 2008, los militares detuvieron a “El Mochomo”, operador del Cártel de Sinaloa, y brazo derecho de Joaquín “El Chapo” Guzmán, considerado uno de los líderes del grupo.

Beltrán fue acusado de traficar droga, lavado de dinero, cooptación de funcionarios públicos en Sonora, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, además de dirigir grupos de sicarios.

-El 18 de septiembre, el Ejército y la Fiscalía de México anunciaron el decomiso de 26,2 millones de dólares a organizaciones criminales en Sinaloa, durante el operativo denominado Culiacán-Navolato, que constituye la segunda mayor incautación de dinero en efectivo en la historia del país. La primera se originó cuando en 2017 confiscaron 205 mdd en la casa del empresario chino, Zhenli Ye Gon.

-Dos meses más tarde, en noviembre del 2018, las autoridades capturaron a Jaime González Durán, conocido como “El Hummer”,también perteneciente al Cártel de Los Zetas.

“El Hummer”, que enfrenta una setencia de 35 años en prisión, fue acusado de colaborar con los líderes del Cártel del Golfo. Actualmente, ambas células se encuentran separadas por una enfrentamiento territorial en Tamaulipas y Nuevo Léon.

2009

-A principios de año, el 25 de enero, militares detuvieron a Santiago Meza “El pozolero”, quien disolvió 300 cuerpos de sus rivales en ácido.

-Pese a su pinta de licenciado y su cuidada barba de dos días, Vicente Zambada, conocido como “El Vicentillo”, logró burlar al Ejército de Calderón.

El hijo del líder del Cártel de Sinaloa, “El Mayo” Zambada, fue detenido junto a otras cinco personas en los Jardines del Pedregal, un exclusivo barrio de la capital de México. Viajaban en tres vehículos, dos de ellos de lujo, cuando los militares se les echaron encima.

Actualmente, fiscales de Chicago, EEUU, recomendaron para el “narco junior” una sentencia de 17 años de prisión.

Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, fue abatido durante un enfrentamiento armado con la Marina (Foto: Especial)

–Arturo Beltrán Leyva, llamado “La muerte”, “El barbas”, “El botas blancas”, o sólo “El Jefe de Jefes”, fue abatido por la Marina el 17 de diciembre de 2009, durante un enfrentamiento armado. Los sujetos que lo acompañaban, también resultaron muertos en el tiroteo.

Beltrán Leyva, exlíder del Cártel de Sinaloa, era uno de los hombres más buscado por las autoridades mexicanas.

2010

-Enero no fue un buen mes para Teodoro García Simental, alias”El Teo”, pues a 11 días de iniciado el 2010, las autoridades mexicanas lograron su captura, por la que ofrecían 2,000,000 de dólares.

A “El Teo” se le describía como el responsable de la violencia desatada en el estado fronterizo de Baja California desde que, en 2008, rompiera con sus antiguos jefes los Arellano Félix, y emprendiera una guerra por el control del tráfico de drogas.

-El martes 22 de agosto, la Secretaría de Marina dio cuenta de un enfrentamiento ocurrido en un rancho de San Fernando, Tamaulipas. Después del tiroteo que se cobró la vida de un marino y tres criminales, los militares hallaron un sembradío de cadáveres: 58 hombres y 14 mujeres (inmigrantes) aún sin enterrar.

El único sobreviviente de la matanza confesó que cinco miembros de la organización criminal de Los Zetas trataron de extorsionarlos, y que al negarse fueron acribillados.

-El 31 de agosto fue detenido Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, lo que provocó un ataque con ocho muertos.

“La Barbie”, perteneciente al Cártel de Sinaloa, fue levantado a poco kilómetros de la Ciudad de México.

–El 5 de noviembre de 2010 murió en Matamoros, Tamaulipas, Tony Tormenta, el cabecilla del Cártel del Golfo, quien era apodado así por su carácter explosivo.

Al momento de su muerte, el narco se encontraba en un enfrentamiento con marinos que duró seis horas y cubrió a la ciudad de disparos y cortinas de humo.

El conflicto sin cuartel

Una combinación de errores, crisis autoimpuestas, y mala suerte ha vuelto del problema del crimen organizado un desastre nacional en un país que se enfrenta a la tasa de homicidios más alta en décadas.

En 2006, un nuevo presidente, Felipe Calderón, detonó una feroz guerra contra el narco, y sacó a las Fuerzas Armadas de los cuarteles para pelearla.

En México, al igual que en muchos Estados, el Ejército y la Marina eran los únicos con las armas y la percepción de autonomía como para responder a los narcotraficantes. Así que inició la guerra contra las drogas en la que han muerto decenas de miles de personas.

Calderón adoptó la estrategia conocida como “Kingpin strategy”, en la que las tropas buscaban capturar o asesinar a los líderes de los cárteles. Ésta nutría los encabezados de la prensa, mantenía contento a Estados Unidos y se podía consumar con muy poca intervención de la débil autoridad local.

Pero, la “solución” a corto plazo profundizó en problemas a largo plazo.

Comments

comments