Este jueves se conmemora el Día Nacional de la donación de órganos

0
361

Gracias a la donación de órganos, el bombero Antonio Medina recibió un nuevo corazón que, a su vez, le ha permito seguir salvando más vidas.

Por: Edmundo Garza Lara

Piedras Negras, Coahuila; 26 de septiembre. – A fin de hacer conciencia de aceptar donar uno o varios órganos en caso de muerte encefálica, Grupo ZOCALO logró platicar en exclusiva con Antonio Medina, quien hace menos de tres años fue sometido a una delicada y exitosa intervención para transplantarle un nuevo corazón.

Y es que en México, pese al incremento del 26 por ciento de donaciones de órganos y tejidos que se alcanzó en el 2018, por cada millón de habitantes solo 4.6 personas que sufren muerte encefálica son donantes, de acuerdo a cifras del Sistema Informático del Registro Nacional de Trasplantes.

Al conmemorarse este 26 de septiembre el Día Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, es importante destacar que en nuestro país más de 20 mil personas están en lista de espera de un transplante, por lo que muy pocos, como Antonio tienen la gran oportunidad de recibir un órgano que les permita seguir viviendo.

Bombero desde hace más de 20 años, Medina, como es conocido entre sus compañeros, fue diagnosticado con un problema grave en su corazón, por lo que el pronóstico del doctor Gómez Ramos que lo atendió en la clínica hospital del ISSSTE de Piedras Negras no era nada alentador.

Si situación empeoró luego de una serie de estudios y exámenes practicados en Saltillo, en donde se le indicó que las condiciones de su corazón le permitirían vivir no más de dos años, y ello en condiciones de sumo cuidado.

Sin embargo, no pasó ni medio año cuando Antonio recibiría la noticia que le cambió completamente la vida: gracias a un gran acto de acto de generosidad y altruismo de una familia en la ciudad de México que, sin conocerlo autorizó la donación de uno de sus integrantes.

De acuerdo al Consejo Estatal de Transplantes el 43 por ciento de quienes esperan un órgano son mujeres y el 57 hombres, cuyas edades oscilan entre los 21 y 35 años. En Coahuila 2 mil 200 pacientes están en una lista de espera nacional, de los cuales mil 350 requieren de un riñón, 699 de córneas, 11 de paratiroides y uno de corazón, pero lamentablemente el 60 por ciento de quienes requieren de este procedimiento médico morirán en espera de un trasplante.

A poco menos de tres años de recibir una nueva oportunidad de vida, Antonio Medina se mantiene en comunicación con la familia que autorizó la donación del corazón de uno de sus integrantes, con quienes, sin duda, lo une un vínculo muy especial.

Comments

comments