‘¿Es mejor un dólar fuerte o débil?’: la llamada de Trump a las 3 de la mañana

0
3034

Trump telefoneó al general retirado Mike Flynn para hacerle una pregunta de economía, según la prensa estadounidense.

Por: Agencias

Washington.Ring, ring, ring, ring. Son las 3 de la mañana. Alguien llama por teléfono en la Casa Blanca. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, telefonea a su consejero de Seguridad Nacional, el general retirado Mike Flynn, para hacerle una pregunta. No se trata de una emergencia de seguridad nacional ni de una crisis internacional. Al igual que a muchos estadounidenses el dinero parece quitarle el sueño a Trump.

“¿Es mejor para la economía estadounidense un dólar fuerte o un dólar débil?”, pregunta Trump. Flynn, experto en contrainteligencia, le responde que no está seguro y sugiere a Trump que lo consulte con un economista, según el diario The Huffington Post.

La pregunta de Trump no tiene una respuesta sencilla. Un dólar fuerte significa para Estados Unidos menos exportaciones y más renta disponible para los consumidores, pero importaciones más baratas e inflación todavía más baja. Si su moneda es fuerte, pueden comprar más pero pueden vender menos.

Un dólar débil puede ayudar a hacer crecer la economía gracias a las exportaciones cuando baja la demanda interna.

Así que todo depende de a quién le pregunten y de las razones de la debilidad o fortaleza del dólar.

La llamada de las 3 de la mañana de Trump recuerda al anuncio que sacó la campaña de Hillary Clinton en las primarias demócratas de 2008, en las que la ex primera dama se enfrentaba al entonces senador Barack Obama.

En el anuncio electoral de Clinton aparecía una niña durmiendo plácidamente, mientras en la Casa Blanca sonaba un teléfono alertando sobre una crisis internacional. “Son las tres de la mañana y sus hijos están seguros y dormidos. ¿Quién quiere que conteste el teléfono?”, decía la voz del narrador, dando paso a unas imágenes de Hillary Clinton al auricular.

El objetivo de la campaña de Trump era dejar claro que ella estaba más preparada que Obama para ser presidenta. Al final los estadounidenses prefirieron que fuera Obama quien respondiera a esa llamada.

Durante la campaña electoral de 2016, Trump hizo alusión al anuncio de Clinton de la llamada a las tres de la mañana después de que le criticaran por ponerse a tuitear a esa hora metiéndose con la ex miss Universo venezolana, Alicia Machado.

“Para aquellos que me atacan por haber tuiteado a las tres de la mañana, sepan que por lo menos estaré ahí, despierto, para atender la llamada”, tuiteó Trump el pasado septiembre.

Como presidente, Trump no sólo estará disponible para atender llamadas en la Casa Blanca, sino también para hacerlas de madrugada.

Comments

comments