En San Buenaventura: No llega Max a su cita para prótesis

0
230

El fabricante fue contratado para crear una pierna postiza para el niño Max. Aldo Ramón niega que él haya recibido 23 mil pesos y dice que se le dificultó que le pagaran el trabajo.

San Buenaventura, Coah.- No acudió Max Achuz a su cita para medirle el socket de la prótesis, mismo que el día de ayer tenía programada la revisión a las 13:00 horas en la fábrica de sueños, pero la abuelita del pequeño no lo llevó y su celular lo traía apagado, mencionó Aldo Ramón García, fabricante de prótesis.

El aparato postizo de la pierna lleva un 75 por ciento de avance, sólo se necesita tomarle las medidas al pequeño Max de 4 años para determinar si el short de fibra le quedará y pueda utilizar su pierna postiza.

“El material de la prótesis es importado tipo italiano, el socket es de fibra de vidrio, en el fondo lleva un silicón y la pierna es de titanio, por eso se tarda en construir, se necesitan las medidas del pequeño para continuar con la realización de la pierna”, comentó.

Desmintió que le pagaron 23 mil pesos como lo dio a conocer la abuelita del pequeño Max, sólo le dieron 12 mil pesos de los 15 mil pesos que costaría el aparato, el día 20 de diciembre fue el último pago que la maestra hizo al fabricante, y pese a que recibió el apoyo de los 6 mil pesos por parte de Seguridad Pública los primeros de diciembre, Ramón García buscó a la maestra Eva hasta que le hizo el pago.

“No sé si la maestra o las personas hayan recibido más dinero, al parecer las cuentas siguen abiertas y la gente les deposita, yo no he recibido más cantidad, sólo lo que me entregaron -12 mil pesos-, 6 mil pesos que entregó Seguridad Pública y el resto de actividades que se llevaron a cabo, a partir del 20 de diciembre lo tomé para iniciar el trabajo, no he rebasado los días límites pero en este mes ya queda lista”, recalcó.

Dijo que no hay demanda en su contra, ni familiares del niño se han comunicado para preguntar el avance, pero en este mes se entregará a los patrocinadores.

“A mí me interesa entregar este trabajo al niño, pero en el contrato dice que se entrega dentro de 90 días después de la fecha en que se dio el pago, sin embrago tuve qué andar detrás de la maestra para que me pagara, porque duró días con el dinero del apoyo”, recalcó.

Comments

comments