En lugar de ataque a los LeBarón hay megayacimiento de litio: 243 millones de toneladas

0
908
Por ser escaso en la naturaleza, el tritrio se obtiene irradiando el litio con neutrones | Foto: Especial

Se dice que estas reservas serían 21 millones de toneladas más que las que se han encontrado en el campo Uyuni en Bolivia.

Por: Grupo Zócalo

Sonora.– En la zona entre Chihuahua y Sonora se ha descubierto un megayacimiento de lo que llaman “el petróleo del futuro”: Litio, señala La Jornada.

La compañía Mining Technology dice que es el mayor depósito de este metal del mundo con reservas por 243 millones de toneladas.

Se dice que estas reservas serían 21 millones de toneladas más que las que se han encontrado en el campo Uyuni en Bolivia.

Sin embargo, según Carlos Alberto Jiménez, investigador y especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, las del país sudamericano están certificadas, mientras las de México aún no lo están.

En mayo del año 2018 la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano anunció junto a un grupo de empresarios, la construcción de la Mina Sonora Litio en Bacadéhuachi.

La construcción de la Mina Sonora Litio se ubicará como uno de los yacimientos más grandes de litio en el mundo, sostuvo el Secretario de Economía estatal, Jorge Vidal Ahumada.

La construcción de la Mina Sonora Litio se prevé concluya el primer trimestre del 2020.

Bacanora Minerals continúa desarrollando el proyecto de litio de Sonora, del cual la firma espera producir 17 mil 500 toneladas de carbonato de litio para 2019-2020, y luego aumentarlo a 35 mil toneladas anualmente, según informa la Secretaría de Economía Federal (SE).

El Proyecto se encuentra ubicado a 180 kilómetros al Noreste de Hermosillo, Sonora, dentro del municipio de Bacadéhuachi.

Las rocas que afloran en el área de estudio están formadas por rocas volcánicas representadas litológicamente por basalto-andesita, riolita e ignimbrita, así como por dos horizontes de arcilla constituidos básicamente por material volcánico, que desde el punto de vista económico resultan atractivas por sus contenidos de litio.

Recientemente Bolivia se convirtió en el centro de atención de varias empresas y países interesados en el desarrollo de autos eléctricos, pues la nación sudamericana, donde un golpe de Estado derrocó al presidente Evo Morales, tiene una reserva de alrededor de 21 millones de toneladas de litio comprobadas, una de las más importantes del mundo, señala La Jornada.

El yacimiento en México se sitúa entre Chihuahua y Sonora, un lugar afectado por el crimen organizado.

En dicha región el 4 de noviembre del 2019 personas armadas atacaron a miembros de la familia LeBarón, que dejó 9 muertos, 3 mujeres y 6 niños.

Por esta razón el presidente de EU, Donald Trump, dijo que pretende designar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras, y aseguró que afrontará sin problemas la polémica resultante de tomar esa medida.

La designación de los cárteles como terroristas puede acarrear nuevas sanciones contra estas organizaciones así como más recursos para combatirlas.

También bajo la justificación de que son terroristas, Estados Unidos podría, en determinado momento, lanzar una operación militar, al considerarse acciones de “legítima defensa”.

El litio se deriva de la palabra griega «LITHOS», que significa piedra.

Es un elemento metálico, blanco-plateado, y químicamente reactivo; es el más ligero en peso de todos los metales y de bajo punto de fusión.

Se encuentra presente en una amplia gama de minerales (aproximadamente 145 especies mineralógicas); sin embargo, sólo algunos poseen valor económico, siendo los principales: espodumena, ambligonita, lepidolita y petalita.

Este elemento se encuentra presente tanto en pegmatitas, como en salmueras, pozos petrolíferos, campos geotérmicos, arcillas e, incluso, en los océanos.

En la actualidad, sólo dos procesos de obtención han demostrado ser económicamente factibles: a) salmueras y b) pegmatitas.

En el presente, el País no cuenta con ningún yacimiento de litio en explotación; sin embargo, en los estados de Baja California, San Luis Potosí-Zacatecas y Sonora se encuentran en etapa de exploración tres yacimientos que contienen este mineral.

El principal uso del litio en México y en el mundo es en la manufactura de baterías, con el 39%; cerámica y vidrio, el 30%; grasas lubricantes, 8%; polvos fundentes de fundición en continuo y producción de polímeros, 5%; tratamiento del aire, 3%; y otros usos, el 10%.

En 2016, las exportaciones mexicanas de litio únicamente fueron de 658 dólares, de acuerdo a cifras de la SE.

Por su parte, las importaciones fueron del orden de las 219 toneladas, las cuales representan un monto de 1.6 millones de dólares.

A través de estas variables se establece que, en 2016, la balanza comercial presentó un déficit de 1.6 millones de dólares.

Finalmente, se señala que las importaciones que realizó México de litio provinieron de Chile, con el 90%, Eslovenia, 9%, y otros países con apenas el 1%.

En Norteamérica, con el apoyo gubernamental, se han realizado importantes esfuerzos en investigación para desarrollar baterías secundarias (recargables) de litio de alta capacidad, a fin de ser empleadas en vehículo de propulsión eléctrica y en instalaciones de almacenamiento de energía para nivelación de carga.

Especialistas en el rubro señalan que las baterías recargables de litio están todavía en el comienzo de su ciclo de desarrollo, aunque enfatizan que ellas llegarán algún día a ser realidad, pero para que ello suceda, se requiere de cierto tiempo y un fuerte incremento en los fondos destinados a su investigación.

Una aplicación potencial del litio de grandes espectativas es en la producción de energía eléctrica mediante la fusión nuclear controlada de Deuterio y Tritrio.

Por ser escaso en la naturaleza, el tritrio se obtiene irradiando el litio con neutrones.

El consumo de litio como combustible para generar tritrio no es significativo, pero podría ser un gran requerimiento al ser usado también como escudo contra radiaciones y como medio de transferencia de calor (litio-líquido)

Estas aplicaciones están supeditadas al éxito de un programa de desarrollo de reactores de fusión que impulsa el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Con información de El Imparcial

Comments

comments