El temible viernes 13

0
180

Las películas no han quedado fuera de la expresión

Por: Redacción

Saltillo, Coahuila.- Las películas de terror y misterio tienden a ser moda conforme se acercan ciertas fechas de estrenos o memorias, el viernes 13 nunca es excepción. Iniciando como un dicho común sobre que fue el viernes 13 el día de la crucifixión de Cristo y el día 13 de octubre cuando quemaron a los templarios por la inquisición, el apelativo del número 13 ha sido constante en el anuario de la mala suerte generando hasta una fobia a partir de la superstición. Las películas no han quedado fuera de la expresión incluyéndose varias de estas ideas sobre la mala suerte en el set, los números o incluso los temas.

Poltergeist (Juegos Diabólicos)

El filme cuenta los eventos sucedidos a una familia, que sin saberlo, ha habitado una casa donde estaba un cementerio indio y comunitario, este hecho termina por enfadar a los espíritus. El set de producción sufrió algunos incidentes menores que no se tomaron mucho en cuenta hasta que se enteraron sobre el uso de cadáveres reales durante la filmación a lo que exigieron una limpia por parte de un sacerdote. Tras seis meses de su estreno, una de las actrices fue estrangulada por su novio. Otra actriz quien interpreta a la niña de la familia, murió por una complicación médica durante el rodaje de la tercera película.

The Omen (La Profecía)

Creado como una forma de atemorizar mediante la interpretación bíblica, La Profecía narra el supuesto nacimiento del anticristo como un niño que luce inocente en apariencia. Los accidentes a parte del equipo de producción en un avión, el escritor del guion y el director fueron alcanzados por un rayo en vuelos de avión diferentes, culminando con el accidente en auto del encargado de los efectos especiales donde murió decapitada su novia, precisamente un viernes 13.

The Amityville Horror (Terror en Amityville)

El caso de la casa 112 de Ocean Venue en Amityville, Estados Unidos, ocurrió el 14 de noviembre de 1974, donde a las 3:15 de la mañana Ronald DeFoe, de 23 años, salió de su cuarto con una escopeta calibre 35 y masacró a su padre, madre, dos hermanos y dos hermanas mientras dormían. El asesino aseguró haber recibido instrucciones de una voz agresiva que controlaba sus acciones. El caso sirvió como la inspiración para un libro y dos películas, una en 1979 y otra en 2005, en esta última, el actor Ryan Reynolds, aseguraba que varias personas del equipo de filmación despertaban repentinamente a las 3:15 de la noche, hora de los sucesos. Añadido a esto, un cadáver llegó a las orillas del río donde se filmaba la película.

The Exorcist (El Exorcista)

Ni está basada en un hecho real ni tiene fuentes fiables sobre posesión o tratos con demonios, pero la película es conocida por traerle malos ratos a sus actores; desde un director que los puso a punto de nervios con disparos reales para asustar a los actores, temperaturas congelantes para dar verdadera inmersión en el papel, hasta producirles algunas fracturas serias. Fuera de esto, hubo en el set incendios, cuyos orígenes se ignoran, restos de comida que dejaban mal olor y muertes del personal a lo largo de la producción. Incluso un sacerdote tuvo que bendecir el lugar para que continuaran la filmación, pues los actores estaban renuentes a seguir participando. Resalta el hecho que algunos actores se suicidaron varios años después del estreno.

The Conjuring (El Conjuro)

Basada en el caso del expediente Warren, la película el Conjuro narra las etapas de posesión en la casa sufridas por la familia Perron durante las décadas de 1970 y 1980. Los eventos no se limitaron sólo a las escenas de la película, pues, durante la noche en el hotel donde se hospedaban, el equipo de producción tuvo un ligero incendio. Cabe mencionar que durante su estancia en el set, la familia en quien se basó la historia, sufrió también accidentes que terminaron con la hospitalización de la madre de familia, así como había la sensación de una presencia entre sus miembros, como asegura el personal de producción.

Comments

comments