¡El mundo es suyo!

0
113

Ganadora de la medalla de oro en Santiago de Chile en la Copa del Mundo, la frontenista saltillense llegó el lunes por la tarde.

Por Gerardo Alvarado

Saltillo, Coah.- La carrera deportiva de Ariana Cepeda de la Mora está en su momento cumbre, en la consolidación de una trayectoria de años, en donde ha remado contra la corriente por ser un deporte sexista, pero en el que gracias a su esfuerzo ha dejado atrás esos episodios.

Algo agotada por el cambio de horario, aunque con una sonrisa enorme, reflejo de que los objetivos se cumplieron.

“Fue una experiencia muy padre, conforme van pasando los mundiales realmente me siento más sólida, consolidada en lo que es este deporte. Lo disfruté mucho porque mi mentalidad iba hacia consolidarme como persona, como deportista y lo logré, claro que mi objetivo era la medalla de oro, pero sabía que si lograba controlar mi ansiedad, los nervios, esos momentos de frustración, de enojo, lo lograría y realmente me concentré en consolidarme”, dijo en exclusiva.

SON EL RIVAL A VENCER

No fue una tarea fácil, aunque el equipo mexicano es hoy por hoy el mejor que hay, las demás delegaciones en este evento se pusieron al tú por tú con los aztecas.

“Nos fuimos invictas en cada uno de los partidos que jugamos, los ganamos en dos sets. Realmente las competidoras estuvieron muy fuertes, porque como México es el rival a vencer, cada equipo jugó una Final con nosotras, a qué me refiero, a que luego las veías jugar por un tercero o cuarto lugar, y jugaban menos de la mitad de lo que habían jugado contra nosotros”.

Este objetivo fue resultado de un trabajo de ocho meses, de arduas jornadas entrenando, porque Ariana detuvo meses su proceso para tener a su segundo hijo.

“Sí, estoy en mi mejor momento, porque me siento con madurez, sólo tuve ocho meses para prepararme por la llegada de mi segundo bebé, entonces pues estas chicas estuvieron entrenando como un ciclo, como si fuera un ciclo olímpico, cuatro años, entonces tuve una pausa, tuve que volver de todo el desgaste de la cirugía, la parte de la recuperación y pues con tan sólo ocho meses pude lograr el objetivo, el campeonato”.

RECOMPENSA AL ESFUERZO

No fue obra de la casualidad el llegar a este punto de su carrera. Se debe a perseverancia, empeño, a fijarse objetivos y ser estricta con ella misma.

“Fue un año completo, el ‘niño traía la torta bajo el brazo’ gracias a Dios, a medida de esfuerzo, de tenacidad de entrenamiento, fue como lo pude lograr, realmente ese ha sido mi enfoque de toda la vida, esforzarte, trabajar muy duro, porque eso para mí es hábito y como consecuencia trae el éxito por sí solo”

Lo que motivó a Ariana a continuar forjando esta trayectoria de éxitos es ver hasta dónde puede llegar.

“Realmente fue el reto de saber si podía volver a lograrlo, ya lo había logrado dos veces anteriores, en 2014 contra la mismas españolas, y en 2013 fue la Copa del Mundo, donde jugamos la Final contra ellas, fue el reto, la cosquillita de saber si lo podía volver a lograr”.

Comments

comments