Diego San Román sufre grave cornada en Nimes, Francia

0
352

Dentro de las incidencias, el banderillero local Maxime recibió la Medalla de la Ciudad

Por: Francisco Vargas 

Ciudad de México.- El novillero queretano Diego San Román resultó herido en el muslo izquierdo por el segundo de su lote; este viernes en lo que fue la Primera Novillada con Picadores, de la Feria de “La Vendimia” de Nimes, Francia.

Con menos de un tercio de entrada, en el Coliseo, se jugaron novillos de las ganaderías de Gallón, Blohorn, Los Galos, Pagès-Mailhan, Piedras Rojas y Jalabert, desiguales de presentación y comportamiento; destacando el cuarto del festejo, “Holgazano”, de la dehesa de Pagès-Mailhan, cuyos restos fueron premiados con la vuelta al ruedo.

Alterando el orden de actuación, Diego San Román con su primero de la dehesa de Blohorn, lo saludó a la verónica de estupenda manera, tomando su turno en quites el francés “El Rafi”, respondiendo de manera lucida San Román quien inició su labor muleteril doblándose, continuando con diestra mano en terrenos comprometidos, logrando pases con mucha firmeza. Se pasó la sarga a la izquierda, presentando más complicaciones el burel, estando por encima el queretano. Lamentablemente falló con el acero perdiendo la oreja que casi tenía ya en la espuerta, escuchando un aviso y fuerte ovación.

Con su segundo, salió por todo ante el astado de Piedras Rojas, muy serio con el que nuevamente estuvo bien con capa. Decidido se fue a los medios para comenzar su faena rodillas en tierra, siguiendo con tres estupendos muletazos; en el cuarto el toro hizo por Diego resultando con un puntazo en el estómago. Sin verse la ropa tomó de nuevo la muleta cuajando pases de gran calado, al momento de querer dar el de pecho, el burel hizo por San Román, cogiéndolo de forma dramática, resultando con una cornada en el muslo izquierdo, de inmediato fue trasladado a la enfermería, donde fue estabilizado y posteriormente llevado al Hospital “Caremau”, para ser intervenido quirúrgicamente; dando muerte al astado Adrien Salenc.

El primer espada Adrien Salenc mostró gran disposición y estupendas maneras ante sus dos novillos. Con su primero que fue soso y deslucido de la ganadería de Gallón, mostró buen oficio para ser ovacionado. Ante el segundo de su lote de Pagès-Mailhan, hizo una entendida faena derechista para cortar una oreja.

Por su parte “El Rafi” tuvo silencio tras aviso y en el otro también silencio.

Dentro de las incidencias, el banderillero local Maxime recibió la Medalla de la Ciudad, de manos del alcalde con motivo de su retiro de los ruedos. ([email protected])

Comments

comments