Desechos industriales matan millares de peces en Paraguay

0
26

Un insoportable hedor a putrefacción se extendía por toda la zona.

Por: Agencias

Asunción, Paraguay.- El vertido por parte de industrias de efluentes sería la causa de la mortandad de millares de peces registrada en octubre en el río Confuso, en Paraguay, revelaron este lunes las autoridades.

En ese río, cerca de la frontera con Argentina y a 50 km de la capital paraguaya Asunción, lugareños suelen pescar y comer surubí, un pez muy apreciado de la cuenca del Río Paraná.

Millares de peces de diferentes tamaños flotando a lo largo del río en trechos de hasta 300 metros se verificaron desde el 17 de octubre, y denuncias con fotos y videos se viralizaron en las redes sociales.

La Secretaría del Ambiente (Seam) y la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional analizaron muestras del río Confuso y confirmaron la contaminación por agentes químicos industriales.

También intervinieron en el análisis técnicos del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN).

Seam dispuso un sumario administrativo para cinco empresas, tres de ellas de cuero vacuno, instaladas en las inmediaciones del río, que desemboca en el río Paraguay, afluente del Río Paraná.

“Se detectó una cantidad importante de nitrógeno y fósforo, posibles causantes de la baja de oxígeno en el cauce hídrico”, según el informe.

Se halló “grasa y aceite fuera del límite establecido”, dijo Edgar Arguello, encargado de Medio Ambiente de la Municipalidad de Villa Hayes, en cuya jurisdicción se produjo el daño ecológico.

La tardía intervención oficial fue duramente criticada por organizaciones no gubernamentales.

La Seam abrió expendientes contra cinco empresas de la cuenca del río Confuso. Hay una fábrica de carbón vegetal, una cementera y tres mataderos-curtiembres, donde se faena ganado y se trata el cuero vacuno.

El fiscal del Medio Ambiente, Guillermo Sanabria, anunció que se sancionará con mil jornales mínimos a los responsables de la contaminación, como primer paso de una investigación que podría desembocar en la clausura de los locales.

La ley dispone además hasta cinco años de penitenciaría a los responsables de fábricas o industrias que viertan efluentes o desechos no tratados como especifican las normas.

En mayo de 2009 se registró un fenómeno parecido y las autoridades intervinieron una curtiembre tras constatar que arrojaba sus desechos químicos al río sin ningún tratamiento.

En tanto, representantes de la oposición en el Congreso pidió un informe pormenorizado del caso al Ejecutivo.

Con información de AFP

Comments

comments