Cuba: Castro, socialismo, embargo, ron y tabaco

0
250

La esclavitud, abolida en 1886, se convirtió en una fuerza de trabajo de origen africano

Por: Agencias

La Habana.- Raúl Castro dejará la presidencia de Cuba una década después de suceder a su hermano Fidel, y a casi 60 años del triunfo de la revolución. A continuación cinco puntos para entender a este país que se prepara para un histórico cambio.

La mayor de las Antillas

Descubierta por Cristóbal Colón en 1492, Cuba, antigua colonia española que se independizó en 1902 es la isla más grande del Caribe con una superficie de 110.860 km2 para 11,23 millones de habitantes (datos oficiales). La esclavitud, abolida en 1886, se convirtió en una fuerza de trabajo de origen africano que sustituyó a las diezmadas comunidades nativas.

Medio siglo con los Castro

El 1º de enero de 1959, Fulgencio Batista, en el poder desde 1952 después de un golpe de Estado, fue derrocado por los “barbudos” de Fidel Castro. El “máximo líder” estableció una República Socialista dos años después.

Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con La Habana en 1961 y apoyó un intento fallido de una invasión anticastrista en Bahía de Cochinos. El año siguiente, el descubrimiento de los misiles soviéticos en Cuba -ubicada unos 150 km al sur de Estados Unidos- desencadenó la peor crisis nuclear de la Guerra Fría.

El mismo año, Washington impuso a la isla un estricto embargo económico y financiero, todavía vigente. El 31 de julio de 2006, Fidel Castro, enfermo, le pidió a su hermano Raúl que lo reemplazara al frente del estado. En febrero de 2008, Raúl Castro se convierte oficialmente en presidente.

Raúl asume en abril de 2011 la dirección del Partido Comunista de Cuba (PCC), el partido único, fundado en 1965. Fidel muere en noviembre de 2016.

La Asamblea Nacional, conformada tras votación popular cerrada -igual número de candidatos para igual número de escaños- elige de entre sus 605 miembros al sucesor de Raúl.

Deshielo histórico

El 17 de diciembre de 2014, Cuba y Estados Unidos anunciaron un acercamiento histórico, después de más de medio siglo de tensiones. El 20 de julio de 2015, restablecen sus relaciones diplomáticas. El 20 de marzo de 2016 Barack Obama hace la primera visita de un presidente estadounidense en el cargo desde la revolución. Su sucesor Donald Trump, partidario de una línea más dura, pone fin a la luna de miel en 2017. Como parte de esa política, las relaciones de los dos países también se vieron ensombrecidas por misteriosos “ataques acústicos” que afectaron a diplomáticos norteamericanos en La Habana.

Embargo y capacidad de “resolver”

El permanente embargo estadounidense llevó a sus habitantes a convertirse en expertos en “resolver”, como se llama en Cuba a la capacidad de ingeniárselas para conseguir cosas en medio de la escasez, ya sea mediante el reciclaje, reparación, etc.

Privada de los subsidios soviéticos desde que la URSS se desintegró en 1990, la isla se ha vuelto altamente dependiente de Venezuela, un proveedor de petróleo en condiciones privilegiadas, que se paga con servicios médicos.

Pero Caracas enfrenta una crisis muy seria. China la ha destronado en 2017 como el mayor socio comercial de Cuba. La isla cuenta, en particular, sus ingresos en divisas procedentes de la exportación de servicios (principalmente el envío de profesionales de la salud), muy por delante del turismo, que atrajo a 4,5 millones de personas en 2017.

El crecimiento económico fue de 1,6% en 2017 tras 0,5% en 2016. Sus principales productos de exportación son el níquel, así como vacunas y medicamentos.Las ventas de habanos, el puro cubano de gran prestigio, subieron 12% el año pasado gracias a la demanda china. Su ron insignia, Havana Club, es una de las tres marcas más vendidas del mundo.

Tímida apertura económica

Raúl Castro inició reformas para “actualizar” un modelo económico agotado, inspirado en el soviético. Permitió el pequeño emprendimiento privado y una mayor apertura del país a la inversión extranjera, al tiempo que preserva los “logros del socialismo” en una economía aún controlada en el 80% por el Estado.

Los cubanos actualmente pueden registrarse como trabajadores por cuenta propia, comprar o vender casas y automóviles. A fines de marzo, el gobierno admitió haber cometido “errores” en la implementación de medidas de “actualización económica” e informó que todas las reformas “están siendo revisadas”, según el gobernante PCC.

Entre las prioridades está la de poner fin a la cohabitación de dos monedas: el peso cubano o CUP (mercado nacional, 24 CUP hacen 1 dólar), y el peso convertible CUC (equivalente a un dólar, usado por turistas y para operaciones internacionales), un sistema único en el mundo. También está prevista la eliminación de tasas preferenciales de cambio para organismos estatales, lo que distorsiona la economía.

Con información de AFP

Comments

comments