Chalino Sánchez mató al hombre que violó a su hermana; esta es la historia poco conocida del Rey del corrido

0
2396

El cantante se convirtió en un mito después de haber sido asesinado, pero en una ocasión se hizo justicia con su propia mano.

Por: Grupo Zócalo

México.- Rosalino Sánchez Félix, mejor conocido como “Chalino Sánchez” tuvo uno de los finales más trágicos en la música, ya que fue asesinado el 16 de mayo de 1992, justo cuando su carrera estaba en su mejor momento. Pese a que la gente lo recuerda como una víctima, al cantante también le tocó ser verdugo.

A mediados de la década de 1970, el cantante tenía apenas 15 años de edad. Durante este periodo, un mafioso de Culiacán abusó sexualmente a su única hermana. La rabia consumió al cantante, quien durante días lo estuvo buscando por toda la comunidad.

En uno de esos recorridos se enteró de que el sujeto se encontraba en una fiesta, así que llegó hasta ese lugar con una arma de fuego y encaró al violador. Sin decir una palabra, el joven descargó la pistola que llevaba consigo para hacerse justicia con su propia mano.

Tuvo que escapar

Debido al riesgo al que se exponía quedándose en casa, su familia lo obligó a trasladarse de Sinaloa hasta Los Ángeles, donde vivía una tía suya que le ofreció un lugar donde quedarse.

El joven tuvo que trabajar para hacerse cargo de sus gastos. Sin estudios, experiencia, ni ninguna preparación, Chalino tuvo que conformarse con empleos a los que puede acceder cualquier persona sin la residencia estadounidense.

Años después se convirtió en uno de los íconos de la música regional mexicana y fue reconocido como “El rey del corrido”, ya que fue el primer exponente en popularizar este tipo de melodías para las masas.

Su trágica muerte

El 15 de mayo de 1992, el cantante se presentó en un lugar llamado SalónBugambilias, en Culiacán. Un video de su última presentación lo muestra recibiendo una hoja de papel, leerla y después cambiar de semblante. Durante años se ha especulado que incluía dicho mensaje; sin embargo, sus fans aseguran que era una sentencia de muerte.

El concierto terminó sin contratiempos; sin embargo, cuando se dirigía con varios acompañantes en una camioneta, fue detenido por otro vehículo, del cual bajaron algunos hombres vestidos como elementos de la Policía Federal.

Estos sujetos pretendieron arrestar al músico y se lo llevaron en el automotor. Al día siguiente, el cuerpo del intérprete de “Nieves de Enero” fue encontrado por dos campesinos que circulaban por una carretera al norte del estado con dos disparos en el cráneo. Sus restos estaban en un canal de irrigación.

Nunca se supo qué decía el mensaje, ni quiénes fueron los que acabaron con su vida; no obstante, el ataque desató la fama del autor, quien no pudo disfrutar en vida las odas que se escribieron en su honor. De acuerdo con su viuda, llegó a escuchar al menos 150 canciones sobre la leyenda de su esposo.

Comments

comments