Causan disturbios reos y familiares en NL

0
131

Luego de casi dos horas de calma, se reactivaron los disturbios adentro y afuera del Penal de Cadereyta

Por: Agencias

Monterrey, Nuevo León.- Luego de casi dos horas de calma, se reactivaron los disturbios adentro y afuera del Penal de Cadereyta.

Una fuente estatal señaló que no hubo diálogo con la “comisión” de reos que planteó demandas para intentar llegar a un acuerdo.

Afuera, molestos porque no reciben información, mujeres y hombres atacaron un camión de pasajeros y uno de carga que salían del centro penitenciario.

Asimismo, robaron equipo de antimotines que en la caja de una camioneta iba a ser ingresado al penal.

Los familiares de los internos tomaron las maletas y escudos de la caja de la Pick up para después causarle daño al equipo.

Varias mujeres entraron en crisis al observar la llegada de un camión refrigerante al que no se le permitió la entrada y tuvo que ser estacionado en el exterior.

“Nadie va entrar o salir del penal hasta que nos den la lista de muertos”, gritó una de las mujeres que asumió el control de los inconformes.

Los accesos al centro penitenciario permanecen “tomados” por las familias.

Rescatistas, paramédicos, policías, y agentes federales y estatales han sido agredidos y algunas patrullas han resultado dañadas.

Al sitio siguen llegando ambulancias, pero ninguna ha salido.

Alrededor de las 14:30 horas, dos helicópteros del Estado comenzaron a sobrevolar el centro penitenciario.

Al menos unos 500 policías de Fuerza Civil y elementos federales, ministeriales y militares iniciaron un operativo para recuperar la sede.

Varias detonaciones han provocado el llanto y enojo de al menos 100 mujeres que se localizan en la entrada principal.

Algunas fuentes señalaron que los disparos son de armas de goma para amedrentar y aislar a los reos amotinados.

Varias mujeres bloquearon la entrada del Penal y de una sede del Poder Judicial.

Uno de los helicópteros lanzó líquido retardante para sofocar áreas de la cárcel que fueron incendiadas y a las que las autoridades no tienen acceso por tierra.

 

Comments

comments