El secretario del Ayuntamiento se reunió con los paramédicos agredidos mientras realizaban sus funciones, enterándolos de la detención y posterior liberación de uno de sus atacantes.
La FGJE indicó que ellos no reciben reporte cuando se realizan investigaciones de este tipo.
El responsable trata de llegar a un acuerdo con los afectados.
Las dos pequeñas se encontraban al cuidado de su tía de 16 años pues la madre tuvo que salir a trabajar. Las niñas se vaciaron encima la sopa que su familiar les preparaba.
La droga y el detenido fueron puestos a disposición de la agencia del ministerio público.