Cártel intenta entrar a sangre y fuego

0
590

Víctor Zamora consideró la reciente ola de ejecuciones que son un reflejo de los fuertes decomisos efectuados así como a ajustes de cuentas entre delincuentes.

Por: Redacción

Saltillo, Coahuila.- Autoridades estatales alertaron sobre una nueva embestida en Coahuila del crimen organizado, que ha desatado una ola de ejecuciones en varias regiones ante la pretensión de tomar el control de la plaza.

La ola de ejecuciones orilló a una reunión urgente de funcionarios estatales encargados del gabinete de seguridad para afinar acciones que permitan hacerle frente al embate de la delincuencia organizada.

El secretario de Gobierno, Víctor Zamora, dijo este viernes que las ejecuciones en la Región Sureste tienen que ver con ajustes de cuentas del crimen organizado, pero además precisó que es el resultado de los fuertes decomisos que se han efectuado en fechas recientes. En el último mes suman casi 4 millones de dólares entre cristal, morfina, heroína y mariguana que traficaba un grupo que pretende instalarse en la región.

Muertes, relacionadas con la venta de droga

El secretario de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez, consideró que las ejecuciones que se han presentado en los últimos días en la Región Sureste del estado son resultado de los decomisos de enervantes que ha hecho el Gobierno del Estado en el último mes.

Declaró que ya hay detenidos por algunos de esos delitos, sin embargo no dio detalles de los mismos, aunque aseguró que se trata de un grupo delictivo que pretende instalarse en la región.

“Hay investigaciones muy sólidas, hay varias personas de las mujeres identificadas (víctimas), y tenían alguna relación con este grupo, alguna relación con la venta de droga (…) las mujeres que han sido ultimadas aquí en la región, tenían que ver con un grupo delictivo en la venta de droga. Son de aquí, ya están identificadas las dos”.

Zamora Rodríguez dijo que esta semana se han presentado siete hechos de esta naturaleza, lo que consideró atípico, pero aseguró que están investigando y que incluso ya hay detenidos.

“Lo que ha dicho el Gobernador es que el monstruo está al acecho, es cierto, nosotros detenemos a gran cantidad de gente. Es un grupo delictivo que quiere forzosamente establecerse en Coahuila, que está queriendo ingresar a esta región, pero que te digo, gracias a un gran trabajo de inteligencia, ya traemos varias líneas de investigación y ahorita te puedo decir que ya hay detenidos”.

‘NO DEBEMOS BAJAR LA GUARDIA’

La delincuencia organizada regresó a Coahuila, reconoció ayer en Monclova el titular de la PGJE, Homero Ramos Gloria, al señalar que en el estado “hay diversas gentes que están trabajando y que ellos mismos se asumen como tal, de pertenecer a alguna banda”.

Se le cuestionó si los siete homicidios violentos que se han registrado durante la última semana en la Región Sureste de Coahuila, están vinculados con la delincuencia organizada.

“Han sido hechos de alguna banda en lo particular, algunas cuestiones propias que se desarrollan entre ellos”, apuntó, y agregó que no quisiera señalar que se trata de un ajuste de cuentas.

Al preguntarle si entonces la delincuencia organizada regresó a Coahuila, el funcionario evadió el cuestionamiento al responder: “yo creo que no debemos bajar la guardia, debemos estar ahí; tenemos un entorno donde las bandas de esta naturaleza operan en Nuevo León, Durango, estados vecinos, y debemos ser muy congruentes con nuestra eficiencia en materia de seguridad”.

Defendía calcinado a criminal

Trascendió que José Rivera Malacara presuntamente fue contratado para defender a Ramón Burciaga Magallanes, “El Maga”, y que habría recibido al menos 500 mil pesos para cumplir dicha encomienda.

En su momento, la Procuraduría señaló a Ramón Burciaga como presunto autor intelectual de la privación de personas en el norte de Coahuila, que luego fueron asesinadas y desa-parecidas en el interior del Cereso de Piedras Negras entre 2009 y 2012.

Burciaga Magallanes, informó el encargado de la Subprocuraduría para la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas, José Ángel Herrera, ordenó privar de la libertad a habitantes del norte de Coahuila, para asesinarlos e incinerarlos en el interior de dicho centro penitenciario y posteriormente vertir sus cenizas al río San Rodrigo, en la carretera Piedras Negras-Ciudad Acuña.

Por lo pronto, las autoridades continúan investigando dicha hipótesis, así como otras evidencias, a fin de corroborar la identidad del cadáver y el móvil del asesinato. Durante las primeras pesquisas salió a relucir que el infortunado tenía restos de plástico en la boca, por lo que los peritos establecieron que falleció por una asfixia mecánica.

De igual manera, los criminalistas efectuaron un peritaje de campo en el lugar del hallazgo, recabando evidencias que no se han dado a conocer por cuestión de las indagatorias.

La movilización de las autoridades respecto a la localización del cuerpo calcinado se dio durante la mañana del jueves en la brecha que une a los municipios de General Cepeda y Parras de la Fuente, por medio de reportes ciudadanos a la guardia ministerial.

 

Comments

comments