Cardenal Rivera declara a la PGR

0
200

Declaró que tuvo conocimiento de una sola acusación de pederastia contra uno de sus sacerdotes

Por: Agencias

Ciudad de México.- En su comparecencia ante la Procuraduría General de la República (PGR), realizada el pasado 26 de julio, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, declaró que tuvo conocimiento de una sola acusación de pederastia contra uno de sus sacerdotes, el cual ya está “siendo enjuiciado penalmente”, con información que la “propia arquidiócesis proporcionó a la autoridad ministerial”.

De esta manera, el cardenal respondió personalmente a la demanda penal que, el pasado 2 de junio, interpusieron en su contra Alberto Athié y José Barba, quienes lo acusaron de haber encubierto a 15 sacerdotes de su arquidiócesis acusados de pederastia.

Ante la agente del Ministerio Público Susan García García, quien le tomó su declaración en las oficinas de la arquidiócesis –ubicadas en Durango 90, de la colonia Roma–, el cardenal Rivera negó tajantemente los cargos que le imputan Athié y Barba.

También le dijo que la denuncia en su contra se desprendió de unas declaraciones que él hizo a la prensa en diciembre del año pasado, cuando informó que tuvo que denunciar ante las autoridades eclesiásticas a 15 sacerdotes de su arquidiócesis.

Indicó que esa fue “una entrevista improvisada”, por lo que le “faltó precisar que no todos los casos mencionados tenían que ver con el delito de pederastia”.

Ahora, ya ante la PGR, el cardenal insistió en que sólo fue un caso de pederastia, el cual fue denunciado en su momento y actualmente sigue su curso, conforme al debido proceso.

Todos estos detalles sobre la comparecencia del cardenal ante la PGR fueron dados a conocer hoy jueves por la propia arquidiócesis de México, a través de su página en internet, Siame.

Dicho sitio web advirtió que el cardenal está obligado a denunciar, ante las autoridades civiles, a sus sacerdotes acusados de cometer algún delito, sólo a partir de agosto de 2010, cuando se reformó la Ley de Asociaciones Religiosas y se puso ahí ese ordenamiento.

De ahí que, agregó Siame, después de esa fecha “el cardenal tuvo conocimiento de la probable comisión de seis hechos presuntamente delictuosos” que le fueron dados a conocer por sus vicarios episcopales, a quienes inmediatamente instruyó dar parte de estos hechos a las autoridades correspondientes.

Y ahora, durante su comparecencia ante el Ministerio Público, Siame indicó que el cardenal entregó los expedientes de estos seis casos, que en su momento fueron denunciados ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Siame también señaló que otros casos denunciados por el cardenal no competen a la legislación civil, sino a la canónica –como es “la revelación del secreto de confesión”– por lo que fueron turnados únicamente a las autoridades eclesiásticas,

De esta manera, concluyó Siame, el cardenal demostró ante la agente del Ministerio Público “que no incurrió en el delito de encubrimiento”, como asegura la “farsa orquestada por los exsacerdotes Alberto Athié y José Barba”.

Comments

comments