Cambio climático en una imagen; osos pelean por una pieza de plástico

0
428

Hay muchas posibilidades de que los dos animales hayan acabado comiéndose el plástico

Por: Grupo Zócalo

España.- La contaminación provocada por las personas está cambiando el planeta en el que vivimos a pasos cada vez más acelerados. Muestra de ello es la imagen que captó el pasado mes de octubre Danny Sullivan, un fotógrafo de EE.UU., cuando se encontraba en Alaska con su mujer. En la instantánea se puede ver como dos oseznos luchan por ingerir un trozo de plástico que se encontraba en una playa del Estado. Además, en otras fotografías se puede apreciar que ese trozo de plástico no es el único material contaminante que había en la zona. En la superficie del agua también había botellas de leche y otros envases cuyo destino no debería haber sido el mar.

Esta imagen se trata de la cara más terrible de la contaminación. Y es que sus efectos se hacen notar cada vez más en el cambio climático. Según ha explicado Sullivan al diario Daily Mail, sus fotografías no hubieran sido posible otros años, ya que el plástico hubiera estado enterrado bajo el agua helada. Pero este año durante octubre «ha hecho cinco grados más por lo que el hielo no ha empezado a formarse hasta final de mes», relata. Esto, añade, «reduce la temporada de caza de los osos polares, por lo que seguramente tendrá un efecto inmediato».

En las imágenes, los dos animales tiran de cada uno de los extremos del material para tratar de llevárselo. Pero esa no es la única fotografía reveladora de los efectos de la contaminación. En una se puede ver a uno de los oseznos metiendo su hocico en otro de los envases de plástico.

Sullivan explica él y su mujer que no pudieron hacer nada para quitarle a los animales el plástico, ya que la madre de los oseznos se encontraba por las inmediaciones. De haberlo hecho hubieran puesto en peligro su vida. «Si hubiéramos tratado de detenerlos, entonces su madre trataría de protegerlos, y, créeme, no tomará prisioneros cuando se trata de proteger a sus cachorros. Intentamos limpiar cuando vemos basura y plástico, pero no siempre es posible, no puedes ponerte en peligro», comenta.

El fotógrafo también explica resignado de que hay muchas posibilidades de que los dos animales hayan acabado comiéndose el plástico. «Espero que la gente cuando vea estas imágenes piense que tenemos que actuar ya», sentencia.

Con información de ABC

Comments

comments