Blindan CETIS 48 por amenaza de masacre; ‘Fue una broma’, dice el alumno

0
247

El joven de 19 años tendrá que presentar exámenes psicológicos tras sus amenazas publicadas en redes sociales. Podría ser expulsado tras el caos que causó.

Por: Yadira Leos

Saltillo, Coahuila. Las autoridades tomaron en serio la amenaza del alumno Ari Ayala, que la víspera anunció en redes que ejecutaría una masacre en el CETIS 48.

Bajo la vigilancia de policías estatales y municipales, maestros y personal administrativo colocaron dos mesas a la entrada del plantel, donde revisaron las mochilas de los alumnos.

El joven de 19 años, estudiante del cuarto semestre del plantel, aseguró que todo fue una broma que se salió de control, pero será evaluado psicológicamente y su permanencia en el plantel es incierta.

Amenaza causa terror en Cetis 48

Ari Ayala, el joven que amenazó con una masacre en el Cetis 48 y que aseguró que fue una broma que se salió de control, será evaluado sicológicamente; su permanencia en el plantel es incierta.

Raúl Vela Erhard, subsecretario de Educación Media y Superior, expuso que el lunes se detectó una publicación en las redes sociales en la que un estudiante del cuarto semestre de este plantel hacía referencia a un ataque, por lo que el director y su equipo activaron el protocolo de seguridad.

A la hora de entrada se presentó un movimiento inusual en el plantel, con la presencia de fuerzas policiacas y medios de comunicación.

Debido a la publicación, personal de la escuela, padres y Fuerza Coahuila realizaron el operativo Mochila, en el que sólo encontraron marcadores permanentes y tijeras.

Además, se realizó una reunión de consejo, en la que se pudo dialogar con los padres del estudiante, a quienes se dio a conocer las acciones de su hijo y la aplicación de un examen sicológico.

Vela Erhard dijo que la permanencia del joven en el plantel depende de los resultados de la evaluación; en unos días se decidirá si es expulsado o continúa sus estudios en esta escuela, en la colonia Valle de las Flores.

“Se hizo un acta, se va a enviar al joven a exámenes psicológicos para que se emita un dictamen profesional del mismo y con base en este consejo se verá qué hacer al respecto: si se expulsa o se indica un tutor especial para que pueda seguir en la escuela”.

Comments

comments