Atiende CIJ a niño de 9 años por adicciones

0
424

Lo experimento la primera vez a los 8 años

 

Por: Redacción

Torreón, Coah.- Después de tres años sin registrar casos similares, el Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Torreón, recibió a un paciente de 9 años de edad por consumo de inhalables y tabaco.

El menor es originario de una comunidad del municipio de Matamoros, Coahuila y llegó al centro la semana pasada en compañía de su abuela para recibir sus sesiones de entrevista inicial y de historia clínica médica.

Al ser entrevistado, el niño confesó haber consumido las sustancias señaladas en dos ocasiones. Presuntamente, su primer experimento habría sido cuando tenía 8 años de edad.

“Los papás están separados y viven fuera de la ciudad, su abuela fue quien lo descubrió consumiendo inhalables en la casa, además, varias veces había probado el tabaco, éste es un caso aislado, pero nos debe prender las antenitas porque igual puede haber otros, se ha relajado mucho esta tarea de ser papá y mamá, hay que poner mucha atención, hay que cuidarlos mucho, educarlos y estar al pendiente, ponerles límites, es la parte que cuesta más trabajo”, dijo Rafael Mora Garza, director del CIJ.

El infante se suma a los 468 casos nuevos de jóvenes que han recibido apoyo en este 2016 por consumir algún tipo de droga, entre ellos, un adolescente de 12 años, que hasta el pasado 20 de septiembre de este año, se consideraba como el paciente más joven por el consumo de marihuana, alcohol y tabaco.

De los casos reportados en este año y según el centro, cerca de del 80 por ciento corresponden a jóvenes menores de 17 años de edad.

“Al evaluar estas cuestiones, nos damos cuenta las condiciones en las que están las familias, son disfuncionales, el niño está al cuidado de sus abuelos, gente ya mayor que no puede estar al pendiente, la mamá nada más le habla, nosotros insistimos, lo hablamos en nuestra tarea preventiva, tener un hijo no es para checarlo a larga distancia, tener un hijo implica una responsabilidad”, agregó Mora Garza.

En este sentido, el Centro de Integración Juvenil, estará monitoreando al niño para evaluar los resultados de las terapias. Entre los principales indicadores de éxito se encuentra la permanencia en la escuela y el aumento en su calificación.

“Que se mantenga en la escuela es un factor de protección, hay que estar al pendiente de que no falte, de que cumpla”, concluyó.

Seguimiento

Bajo observación.

⇒ El niño de 9 años de edad comenzará también con sesiones de terapia familiar.

⇒ Es originario de Matamoros, Coahuila.

⇒ Acudió por primera vez la semana pasada.

⇒ Su abuela descubrió que consumía inhalables en la casa.

⇒ Sus padres viven fuera de la ciudad.

Comments

comments