Así cuentan 40 personas boletas para decidir juicio a expresidentes

0
298

En medio de la pandemia, un grupo de 40 personas revisa cada una de las firmas de los ciudadanos que respaldaron la consulta.

Por Grupo Zócalo

Ciudad de México.- El Instituto Nacional Electoral ya revisó el 50 por ciento de las firmas que entregó el Senado para consultar a los ciudadanos si quieren enjuiciar a los expresidentes y actores políticos, y han descartado a varias decenas por tener nombres y claves de identificación incompletos o por no contar con la firma de las personas que presuntamente respaldaron la consulta.

MILENIO realizó un recorrido en el Centro Nacional de Impresiones en donde 40 personas distribuidas en ocho equipos revisa uno a uno los registros que deben incluir el nombre completo o parcial del ciudadano, el Código de Reconocimiento Óptico de Caracteres o el Código de Identificación de la Credencial, así como la firma de la persona.

En una bodega se resguardan las 80 cajas con una puerta con llave y sellada cada día con la fecha y firma de un representante del INE y un ciudadano que representa a los promoventes y que vigila el proceso.

Cada caja tiene capacidad para almacenar cuatro mil formatos con 10 firmas cada uno, aunque algunas, principalmente las tres entregadas por Yeicdkol Polevnsky estaban a la mitad de su capacidad.

Todas las mañanas se aprueba la apertura de la bodega, se entrega una caja con formatos, se reparte entre los ocho equipos y comienza la revisión.

Luis Enrique Jiménez Acedo, subdirector de Generación de Insumos para Procesos Electorales explicó que primero deben revisar que los paquetes estén en buenas condiciones para realizar el conteo “que no vengan rotos, doblados, o en algún mal estado”, de no estarlo se separan para buscar la manera de aplicar la cuantificación.

“Los compañeros revisan que de cada formato, los registros contengan los datos necesarios para poder ser capturados en la etapa que sigue y muy importante, que venga la firma del ciudadano que registró su apoyo a esta consulta popular”.

Aunque cada formato cuenta con 10 espacios para firmas, algunos pueden ser cancelados por irregularidades o simplemente estar en blanco, por lo que los verificadores separan según el número de firmas válidas para el conteo final.

Las que se presentan con los datos incompletos también son cuantificadas como registros con inconsistencias.

“Aquí está un claro ejemplo de un formato que trae los 10 espacios pero solamente hay siete registros que cumplen completamente con el llenado y con la información que se requiere; que es la firma, los datos de su clave de elector OCR o CIC y el nombre del ciudadano, además de que el formato trae lo que es la pregunta que se estableció para esta consulta, y los espacios que no se utilizaron se cancelan para no ser contabilizados y dar fe de qué no traían información, y se enumeran los registros que si cumplen”, explicó Jiménez.

Y mostró otro formato que de seis registros indicados en los 10 espacios, todos contaban únicamente con nombres, es decir “no se firmó por ninguno de los ciudadanos” por lo que fue descartado.

Para mantener absoluta transparencia en el proceso, cada una de las mesas de revisión cuenta con la supervisión permanente de un ciudadano que respaldó la consulta y que de acuerdo a lo que declararon a MILENIO, hasta ahora, están conformes con la forma en que se lleva la verificación.

Sergio de la Rosa Hernández explicó que el acudió a esta supervisión tras varias convocatorias de colectivos de búsqueda de Ayotzinapa, de sobrevivientes del sexenio de Felipe Calderón, de Epigmenio ibarra y de la senadora Citlalli Hernández.

“Nosotros lo que hemos detectado es la disposición del personal que está laborando, resuelven las dudas que tenemos, las comentamos, se aclaran y no hay ningún problema, hemos tenido disposición y transparencia en cuanto a ciertas dudas que podamos tener, igual vamos llegando revisión de las cajas que entran en las cajas que salen a la bodega, nos permiten de alguna forma estar observando el proceso y no hemos tenido ningún problema hasta el momento ha habido mucha fluidez en cuanto a las dudas que nos han generado”.

El INE pretende concluir la totalidad de las verificaciones el próximo lunes 12 de octubre. De alcanzar el 2 por ciento del padrón nominal, procederán a la segunda etapa que implica registrar cada uno de los datos de los firmantes, que las claves sean correctas y completas, y que las firmas coincidan. Luego, visitarán personalmente a un porcentaje de los firmantes para comprobar que hayan respaldado la consulta por decisión propia.

Comments

comments