Asfixian a México las caravanas de migrantes

0
251

IP alerta por pérdidas al norte y exigen frenar a inmigrantes en el sur.

Por Agencias

Ciudad de México.- Decenas de automóviles, camionetas y tráileres se mueven a “vuelta de rueda” por los puentes internacionales. Las horas pasan. Todos esperan para llegar a sus trabajos; hacer sus compras o entregar mercancía del lado estadunidense. Sin embargo, la amenaza de Donald Trump de cerrar la frontera comienza a generar incertidumbre en aquellos que cada día tardan más en cruzar.

A casi 3 mil kilómetros de distancia la situación es similar. El paso de la Frontera Sur en Tapachula, Chiapas, observa cada vez a más centroamericanos que buscan cruzar por México para alcanzar el “sueño americano”. Desde octubre de 2018 a la fecha, más de 30 mil hombres, mujeres y niños han creado caravanas masivas con este propósito.

La mayoría no consigue cumplir su meta y es deportado, se queda en México o se arriesga a ser víctima del crimen organizado, extorsiones y discriminación en su paso. Una muy pequeña parte sigue a la espera para cruzar, hacinado en un punto fronterizo o por su propia voluntad.

La tensión crece entre los países involucrados en el fenómeno migratorio. Este lunes, la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, ordenó incrementar de inmediato las devoluciones de solicitantes de asilo de terceros países a México hasta que sean cientos de devoluciones al día, mientras que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) reorientó a 2 mil agentes a atender la cuestión migratoria, lo cual se evidenció con el refuerzo de puntos fronterizos en Texas, desquiciando otros puntos fronterizos ante la falta de personal.

Por otro lado, Jared Kushner, yerno del Presidente dijo que cerrar la frontera con México no es una forma de presionarsolo a ese país, sino a todos los actores para dar soluciones ante la llegada masiva de migrantes.

Mientras tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una reunión con el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EU, Eliot Engel, sin que hasta el momento se sepa de una acción del Gobierno federal para conciliar.

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, descartó ayer la militarización de la frontera sur. Reconoció que la política migratoria tiene que cambiar ante el fenómeno de las caravanas centroamericanas, pero hacia un enfoque de regularización y seguridad.

Promueve IP evitar cierre

Empresarios estadunidenses y mexicanos externaron su preocupación a sus gobiernos ante las pérdidas millonarias que se auguran con el cierre de los 47 puntos de entrada en la frontera, los cuales permiten el flujo económico de 1.4 billones de dólares al día con mercancías, productos y materias primas, haciendo a México su tercer socio comercial más grande.

Los republicanos de estados fronterizos con México y la Cámara de Comercio estadunidense pidieron al presidente Trump ayer retirar su amenaza al considerar los costos para los exportadores nacionales.

“El Presidente hizo esa declaración por frustración”, dijo el representante de Texas Michael McCaul, el republicano de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, en un foro en Washington.

Este llamado fue replicado por la Coparmex en Chiapas, que señaló que empresarios de la frontera sur exigieron una contención mayor al paso de caravanas desde su territorio y no desde el Istmo de Tehuantepec, a la par de que se eliminen las visas humanitarias.

Comments

comments