Alquilaron tráiler desde hace 2 años para almacenar cuerpos

0
449

El ex director del Instituto de Ciencias Forenses afirmó suman más de 250 los cadáveres en dos tráilers.

Por Agencias

Jaslico.- El ex director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Luis Octavio Cotero Bernal, señaló que el ex fiscal Rafael Castellanos y la actual titular de la Fiscalía Central, Marisela Gómez Cobos, fueron los que arrendaron los tráileres en los que hay más de 250 cuerpos.

En conferencia de prensa, pidió al gobierno del estado “frenar el espectáculo” de las amenazas de más despidos y liberar a la institución de la responsabilidad.

Rechazó tajantemente la interpretación de los artículos 36 y 50 de la Constitución local, así como del 13 de la Ley Orgánica del IJCE, que el gobierno estatal evocó para justificar su despido.

Recordó que al dar aviso de la saturación de cuerpos hace dos años Rafael Castellanos, entonces fiscal central, optó por alquilar un tráiler y lo dispuso por casi dos años hasta que se abarrotó.

No fue del interés del gobierno del estado resolver la problemática ni la precariedad en el IJCF, a pesar de que el instituto es el alma de la procuración de justicia”, señaló.

Insistió en que al momento que los cuerpos salieron del IJCF “dejaron de ser responsabilidad del instituto”.

Explicó que dos patrullas de policías pasaron por el tráiler con cadáveres para trasladarlo y no hubo ningún documento de firma porque no era necesario, “ya se había dado la orden”, detalló.

Cotero pidió al gobierno estatal realizar una investigación de verdad y dijo que si no hubo orden de la Fiscalía, “abrir una carpeta de investigación por robo del tráiler con cadáveres”.

Indicó que a la fecha suman más de 250 los cadáveres en dos tráilers, pero aseguró que son 763, entre cadáveres y cenizas sin identificar.

El ex director del IJCF reiteró que teme por su vida “por la inseguridad” y dijo que a la fecha no ha sido notificado siquiera de su escisión del cargo, pero él ya se presentó a firmar la entrega del instituto.

Movieron los cuerpos porque vendría la CNDH: Cotero

Al mostrarle las imágenes en las que se ven varios cuerpos apilados, envueltos en bolsas negras dentro del tráiler refrigerante contratado por la Fiscalía, el ex titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Luis Octavio Cotero Bernal, aseguró que los cuerpos no se encontraban así durante el tiempo que él estuvo al frente de la institución y que seguramente estos fueron manipulados ante la visita de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“¿Estas (imágenes) son de ayer cuando estaban subiendo verdad? Es que iba a ir la Comisión Nacional de Derechos Humanos y le tuvieron miedo y llegaron y aventaron. Que esperanzas que yo lo permitiera, jamás”, expresó Cotero Bernal.

Según contó, cuando los tráiler se encontraban dentro de las instalaciones del Instituto, los cadáveres estaban acomodados, aunque sin separadores, de tal manera en la que una persona pudiera entrar sin pisarlos, todos con sus debidas etiquetas de identificación, contrario a lo que muestran las imágenes que circulan en redes sociales.

Agregó que la situación de las condiciones en las que se encuentran ahora los cuerpos es bastante grave y lamentó que se cubriera de tal manera lo que consideró como una ineficiencia.

Al cuestionar a la Fiscalía del Estado sobre por qué fueron removidos los cadáveres, la dependencia reiteró, una vez más, que el tema es completamente del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Ante lo que consideraron como un mal manejo de los cadáveres de las personas que aún no han sido reclamadas, los cuales se encuentran dentro de dos tráilers refrigerantes en las instalaciones del IJCF, las Comisiones de Derechos Humanos Nacional y Estatal (CNDH y CEDHJ) informaron ayer martes mediante un comunicado que ya investigan el caso mediante un equipo integrado por médicos forenses, psicólogos y abogados.

Además, exigieron a la Fiscalía Estatal y al Instituto, el cumplimento de la recomendación 03/2018, emitida en marzo pasado, en la que se habla sobre la construcción o adquirir depósitos o cámaras dotados con sistemas óptimos de refrigeración para cadáveres o restos humanos que se tengan en custodia y guarda y no estén en posibilidad de ser inhumados, además de dotar de los recursos para el cumplimiento de ese punto.

Comments

comments