Alcalde de Ramos roba casi 4$ millones en 2 meses

0
289

El priista ofreció en campaña un combate frontal y total a la corrupción pero ahora se le señala por desviar casi 4 millones en dos meses.

Por Redacción

Ramos Arizpe, Coah.- El alcalde José María “Chema” Morales Padilla utilizó una empresa fantasma con domicilio fiscal en Monterrey para desviar, tan solo en los meses de enero y febrero, 3 millones 738 mil pesos.

El priista ofreció en campaña un combate frontal y total a la corrupción, incluso prometió que su Administración tendría una policía “chimuela”, que ya no habría más casos de extorsión hacia los ciudadanos.

En los tres meses al frente de la Alcaldía ha señalado reiteradamente que la deuda heredada por la anterior Administración ahoga financieramente al Municipio, pero las dificultades económicas se explicarían por otra vía: Chema Morales inició, desde las primeras semanas de su gestión, un voraz saqueo del erario mediante el esquema de usar empresas factureras para desviar recursos bajo la presunta contratación de servicios, sin que se presten en la realidad.

Tal es el caso del Centro de Publicidad Comercial de Nuevo León, S.A. de C.V., que recibió el pago de al menos 116 facturas, tan solo en enero y febrero del presente año, por cantidades que van desde los 2 mil pesos (la más baja) hasta los 236 mil pesos (la más alta), pero que en total suman 3 millones 738 mil pesos.

La supuesta empresa refiere como domicilio fiscal la avenida Lázaro Cárdenas 2944, en Monterrey, Nuevo León, y el acta constitutiva ante el Registro Público de Comercio de Nuevo León consigna como socios al 50% a Daniela Enid Lucio Peña y José Luis Lucio Salazar. Señala que opera desde el 15 de mayo de 2014 y que tiene por giro comercial el diseño, preparación y desarrollo de toda clase de publicidad comercial, profesional, política y social.

El Alcalde utilizó esta empresa facturera para presuntamente contratar servicios que van desde la fabricación de podios de madera, impresiones digitales y plastificadas, lonas impresas, sellos automáticos con fechador, etiquetas personalizadas de botellas de agua, hasta chalecos de gabardina con el bordado “Ramos es más”.

También para licencias de alcoholes y citatorios, actas y engomados para distintos usos e incapacidades del DIF; recibos y prácticamente toda la papelería que llegará a utilizar la Administración, incluyendo las hojas membreteadas que utiliza personalmente Chema Morales, pero también estructuras de protección de obra y hasta tapizado de tarimas en auditorio, gradas y plataforma.

La cantidad de contratos asignados sin licitar y los diversos giros que implican refieren a una empresa consolidada, con una capacidad extraordinaria para responder, en solo dos meses, a 116 contratos de la más diversa índole con el Municipio, pero en realidad no existe. Es sólo una fachada.

Ni siquiera disimulan

La avenida Lázaro Cárdenas comunica a la franja rica de Monterrey con la de San Pedro Garza García, y forma parte de la “zona dorada” del municipio más rico del país. El lujo brilla en ostentosos rascacielos habitacionales construidos y en construcción, plazas comerciales para la clase alta y edificios con oficinas ejecutivas, donde despachan empresas bancarias y financieras.

A la vera de esta avenida, en el número 2944 se levanta el edificio RB, donde algunos despachos jurídicos y especialistas en asesorías tienen lujosas oficinas de 61 metros cuadrados, estacionamiento subterráneo y un sofisticado sistema de seguridad.

En este edificio, ubicado en la colonia La República, tiene su domicilio fiscal la empresa Centro de Publicidad Comercial de Nuevo León S.A. de C.V., que en tan solo dos meses facturó al Municipio de Ramos Arizpe 3 millones 738 mil pesos en múltiples productos y servicios publicitarios y de diseño.

A un costado de la sobria puerta de metal y vidrio que da acceso al edificio blanco con gris, un interfón dio una austera bienvenida a los visitantes, y antes de dar paso al interior de la construcción donde una mujer limpiaba la recepción, solicitó el nombre de la empresa requerida.

El Centro de Publicidad Comercial de Nuevo León es ajeno al edificio, el recepcionista desconoció a la empresa y aseguró que nadie en el edificio vende publicidad, ni imprimen lonas, ni hacen tarimas, ni personalizan botellas de agua, como describen las facturas que la empresa ha cobrado al Gobierno de Ramos Arizpe.

En la parte alta de la puerta hay un membrete con las placas de las empresas y los despachos que tienen sede en el edificio RB, ninguna de ellas es la empresa Centro de Publicidad Comercial de Nuevo León, “deben estar equivocados”, dijo el recepcionista antes de colgar el interfón.

Quienes constituyeron la empresa son Daniela Enid Lucio Peña y José Luis Lucio Salazar, este último en su cuenta de redes sociales aseguró trabajar en el despacho de consultores L&A Consultores, S.C., que se ubica en el mismo edificio RB, donde está la empresa publicitaria.

En el edificio 2944 de Lázaro Cárdenas tampoco despachan los consultores L&A, de acuerdo con el membrete ejecutivo del lugar.

A media hora del lujoso edificio RB, y la avenida de jardines podados y decorados con coloridas flores de invernadero, construcciones de cristal tintado en color dorado y rascacielos de arquitectura moderna, se encuentra la colonia Mitras Norte.

De acuerdo con las identificaciones oficiales de Daniela Enid y José Luis, ellos viven en la calle San Fernando número 630 de esta colonia popular de clase media. Su domicilio está frente a un lote baldío descuidado y usado como muchos en la ciudad, de tiradero clandestino.

La casa no tiene anuncios externos que refieran a la empresa Centro de Publicidad Comercial de Nuevo León. Solamente hay una reja color café y dos enormes árboles. En esta zona de Monterrey el dorado y el lujo no existen, los reportes noticiosos de la colonia informan robos a casa habitación y automóviles, detenciones en flagrancia y otro tipo de delitos que suceden en colonias populares como esta.

Usa alcalde ‘empresa’ regia para desvíos

Mediante el empleo de empresas factureras, el Edil de Ramos Arizpe, José María “Chema” Morales Padilla, desvió 3 millones 738 mil 812 pesos durante los primeros dos meses de este año.

Con al menos 116 facturas aparece Centro de Publicidad Comercial de Nuevo León, S.A. de C.V., las cuales van de los 2 mil hasta los 236 mil pesos, por la presunta contratación de servicios que no se prestaron.

Como socios de esta empresa aparecen Daniela Enid Lucio Peña y José Luis Lucio Salazar, cuya operación de acuerdo al Registro Público de Comecio del estado data del 15 de mayo de 2014. El giro es el de diseño, preparación y desarrollo de publicidad comercial, profesional, política y social.

Pero la realidad es que se trata solo de una fachada. En su domicilio fiscal, en avenida Lázaro Cárdenas, en Monterrey, afirman no conocer dicha empresa, “deben estar equivocados”, señaló el recepcionista del denominado edificio RB a pregunta expresa al respecto.

Otra firma que aparece a nombre de los representantes de Centro de Publicidad, es L&A Consultores S.C., con dirección en el mismo sitio, pero el resultado es el mismo, no se encuentra allí.

Esta misma aparece como proveedora de la Universidad Autónoma de Nuevo León bajo el concepto de “souvenirs”, con dirección en Manuel María de Llano 705, en pleno Centro de la capital neolonesa, donde se ubica una pequeña bodega que apenas anuncia trabajos de impresión.

Comments

comments