Afirman que una familia de Iowa murió intoxicada

0
460

Peritos forenses inspeccionan en el departamento donde se hospedó una familia de Iowa.

Por: Agencia

Yucatán.- Una fuga de gas en un calentador de agua al parecer fue la causa de la muerte de una pareja de Iowa y sus dos hijos ocurrida la semana pasada en Tulum, informaron ayer las autoridades.

Durante una inspección efectuada el fin de semana al condominio rentado en Tulum se detectó una fuga de gas en el bóiler, señaló Miguel Angel Pech Cen, fiscal general de Quintana Roo.

“Desafortunadamente encontraron en el área donde está el bóiler para calentar el agua, estaba ya con, digamos, quizás por la falta de mantenimiento, quizás por el uso, quizás por la vetustez que tiene el mismo instrumento, pues estaba sacando, dejando salir, el gas se le estaba escapando”, afirmó el funcionario.

“De hecho el cuarto se encontraba con un alto cargo de este tóxico”, agregó.

El fiscal general describió que los integrantes de la familia fueron encontrados el viernes sin vida y tenían entre 36 y 48 horas de haber fallecido, según los resultados de las autopsias.

“Algunos estaban recostados en sus habitaciones, en sus recámaras, y los niños uno jugando en un lugar y el otro en otra parte de la misma habitación”, añadió.

Fuente sin identificar

De acuerdo con las autopsias, los integrantes de la familia fallecieron por inhalación de gas tóxico, pero la fuente o naturaleza del gas no está determinada.

Pech dijo que muestras forenses fueron enviadas el lunes a laboratorios en Ciudad de México y las autoridades confían en identificar el gas en 8 o 10 días.

Las autoridades en Iowa identificaron a los fallecidos como Kevin Sharp, de 41 años; su esposa, Amy Sharp, de 38, y sus hijos Sterling, de 12, y Adrianna, de 7. Eran de la población de Creston.

Otros parientes avisaron en Creston que la familia no había regresado de México luego de una semana de que partiera de vacaciones. La policía del lugar dio aviso al Departamento de Estado y los cadáveres fueron encontrados durante una revisión en el condominio en Tulum, en la península de Yucatán.

La familia viajó el 14 de marzo en avión a Cancún, según el periódico Creston News Advertiser en Iowa. De acuerdo con una hermana de Amy Sharp, ésta le envió un mensaje de texto a su madre al día siguiente para decirle que habían llegado a Tulum, pero no se volvió a saber más de la familia.

La hermana, Renee Hoyt, dijo que los Sharp tenían previsto regresar esta semana a Estados Unidos. Habían programado salir del aeropuerto de Cancún el miércoles y llegar a San Luis en un vuelo sin escalas. La familia después viajaría en automóvil unos 322 kilómetros hasta Danville, Illinois, para ver el jueves un partido de basquetbol, informó Hoyt.

Cuando la familia no llegó a San Luis, otros parientes avisaron a las autoridades, agregó.

Aunque se logró la comunicación con la inmobiliaria del complejo de condominio ésta declinó hacer declaraciones sobre el asunto.

No es la primera vez que turistas mueren en la zona debido a una explosión derivada de una fuga de gas o una instalación defectuosa.

En 2010 la explosión a causa de una fuga de gas en una tubería mal instalada dejó muertos a cinco turistas canadienses y dos mexicanos en Playa del Carmen, cercano a Tulum.

En ese caso, las autoridades dijeron que la tubería del gas, que al parecer surtía combustible a una unidad para calentar el agua de una piscina, no estaba instalada en forma correcta o carecía de mantenimiento. El gas que escapó de la tubería quizá estalló debido a la chispa de un interruptor o un enchufe eléctrico.

Comments

comments