Acusan a Gobierno de pagar millones a empresas fantasma

0
49626

A estas empresas, la Administración de Rubén Moreira les asigna los contratos a través de adjudicaciones directas que las exentan de participar en licitaciones públicas.

Por: Reforma

Ciudad de México.- Las empresas fantasma a las que el Gobierno de Coahuila les paga millonadas reúnen varias características en común: no tienen portales en internet, no tienen teléfonos, no tienen correos electrónicos, facturan “asesorías” o productos consumibles y sus sedes fiscales están en domicilios falsos.

Nuberia Comercial de México, Asha Consultores Especializados, Consultora Murano, Consultora Integral Vilzel y Hotelería y Alimentos GRF son algunas de ellas.

A estas empresas, la Administración de Rubén Moreira les asigna los contratos a través de adjudicaciones directas que las exentan de participar en licitaciones públicas.

Pagan a empresas … ¡que no existen!

Acusaciones directas al Gobierno de Coahuila, de que se les paga millones de pesos del erario a empresas fantasma, quienes no cuentan con portales en internet, teléfonos, y que sus sedes fiscales se encuentran en domicilios falsos.
roboendespoblado

Consultorías Bardo, por ejemplo, tiene un portal de los que se realizan con plantillas preestablecidas que se ofrecen en la red, en el que ofrece servicios de asesoría y capacitación, pero no ofrece ni directorio de la empresa, ni domicilio ni teléfono.

Nuberia Comercial y Vilzel aparecen en directorios empresariales, pero el teléfono registrado de la primera no existe y en el de la segunda contesta una voz pregrabada que remite a un menú de opciones.

Tres de estas empresas, Asha, Bardo y Vilzel, se dieron de alta en el Padrón de Proveedores y Contratistas de Coahuila el 3 de abril de este año y para el día 7 ya se les estaban pagando sus primeras facturas.

Las dos primeras cobraron 5 millones 800 mil pesos cada una, y Vilzel 11 millones 600 mil pesos por concepto de asesoría jurídica en materia fiscal.

‘PAGOS URGENTES’

Según fuentes de la Secretaría de Finanzas (Sefin) de Coahuila, estos pagos se hacen siempre de manera urgente, bajo la presión de jefes de área cuyo único argumento es que son “órdenes de arriba”.

“Quien tiene la relación de estas empresas fantasma o empresas pantalla, como también se les llama, es el subsecretario de Administración de la Sefin, Julián Montoya… él es uno de los funcionarios más allegados al Gobernador y el que suele manejar relaciones, cheques y pagos para estas compañías”, indicó una fuente.

Un recorrido de Reforma por los domicilios de estas empresas reveló que no tienen sus direcciones ahí o nadie las conoce.

El domicilio registrado por Vilzel en sus facturas y en el padrón de proveedores es la Torre A, Piso 8, de la avenida Santa Fe 94, en Zedec Plaza Santa Fe, pero el personal confirmó que la “consultoría” no tiene una oficina ahí, ni en ninguna de las otras tres torres que integran el complejo.

La firma de “servicios de consultoría y capacitación en el área de alimentos”, Hotelería y Alimentos GRF, tiene su domicilio fiscal en Río Mixcoac 39, interior 401, en Insurgentes Mixcoac, en un edificio de vidrios viejos.

En el interior 401 no hay ningún anuncio de la empresa, pero unos jóvenes trabajaban en computadoras detrás de unos vidrios cubiertos por persianas. Uno de ellos dijo que ahí era GRF, pero rehusó dar detalles de la misma. Los demás no quisieron decir nada.

Como “consultora”, GRF cobró en enero al menos dos facturas: una de 12 millones 180 mil pesos por “edredones tamaño matrimonial”, y otra de 5 millones 46 mil pesos por “cobijas térmicas”.

Consultora Murano es un caso singular. No aparece en el padrón de contratistas y, aunque es una “proveedora” de asesorías, en enero el Gobierno le pagó 15 millones 389 mil pesos por concepto de “huevo blanco, pierna y muslo”.

En su domicilio, registrado en Prado Norte 225, nadie sabe nada de la “empresa”.

DOMICILIO FANTASMA

Asha Consultores Especializados y Consultorías Bardo tienen muchas cosas en común: son desconocidas en el mercado, se dedican supuestamente a dar asesorías, han facturado millones de pesos al Gobierno de Coahuila y comparten un mismo domicilio fiscal.

unmismo

La dirección que las dos “consultoras” tienen registrada tanto en el Padrón de Proveedores y Contratistas de Coahuila como en sus facturas es Andador 6, Manzana 7, Lote 8, Tierra Unida, en la Delegación La Magdalena Contreras.

Se trata de un sector de escasos recursos, con calles cuesta arriba, casas en mal estado y caos vial.

En el domicilio se localiza una descuidada casa blanca, con una reja destartalada toda grafiteada y una puerta color azul. En su interior habitan una mujer y su hija, que no estaban presentes en el momento de la visita.

La vecina del lote 7 es Yolanda, hermana de la propietaria de la casa donde está asentado el domicilio fiscal.

Consultada, afirmó que la familia vive en dichas propiedades desde la creación de la colonia: no conocen, dice, a ninguna de las dos empresas.

El 7 de abril el Gobierno de Rubén Moreira pagó a Asha 5 millones 800 mil pesos por concepto de una consultoría en administración de personal y un pago idéntico a Bardo por asesoría en “estrategia y capacitación en informática”.

FACTURAN ‘TODÓLOGAS’

Entre el 2015 y el 2016, el Gobierno de Coahuila pagó casi 40 millones de pesos en adjudicaciones directas a “empresas” de Saltillo y Monterrey que son “todólogas”, no aparecen en el Padrón de Proveedores y Contratistas del Estado o que tienen domicilios fantasma.

Documentos y facturas en poder de Reforma revelan que el Gobierno de Rubén Moreira destinó recursos del erario para adquirir cemento, productos de limpieza, gorras, camisetas y hasta bolos a empresas cuyos domicilios fiscales son bodegas solitarias, casas abandonadas o viviendas.

Se trata de firmas que, a pesar de facturar millones, son desconocidas en el mercado y no tienen ni portales en internet.

Este año, por ejemplo, Coahuila le ha pagado a Riviera Álamo, de Saltillo, al menos seis facturas por un total de 24 millones 250 mil pesos, a pesar de no estar en el Padrón de Proveedores y Contratistas del Estado.

Según el Registro Público de la Propiedad, el giro principal de la empresa es la construcción y urbanización, pero también la consultoría en maniobras portuarias y aeroportuarias y servicios aduanales, incluso la producción de granos y forrajes.

Sin embargo, los contratos asignados sin licitación son por conceptos que van desde cobijas térmicas, hasta al menos 6 mil 100 paquetes de electrodomésticos y 700 mil “bolos” infantiles.

En otro caso, con un domicilio en una casa en la calle Jacarandas 1035 de la colonia Zaragoza se ubica Comercializadora Universal Tobosa, que facturó 4 millones 380 mil pesos.

Comments

comments