A tablazos mata a hijo

0
10367

El sujeto abandona el cadáver y huye, al final la Policía lo captura.

Por: Manolo Acosta

Castaños, Coah.- A golpes con un palo fue asesinado un pequeño de apenas 3 años de edad, por su propio padrastro, quien aunque estuvo prófugo durante varia horas fue capturado por agentes del GATEM de Monclova.

El asesino fue identificado como Roberto Guadalupe Lerma Varela, alias “El Pelón”, quien presuntamente enfureció y arremetió contra su hijastro, José Luis, después de que éste hiciera sus necesidades fisiológicas en los pantalones cuando regresaban de una fiesta en la colonia 21 de Marzo.

La madre del menor, Rosa C., de 24 años, narró a los agentes de la Policía Investigadora que la noche del domingo se encontraban en una reunión en el referido sector, manifestando que ellos son de Ciudad Acuña y tienen alrededor de tres semanas viviendo en Castaños, en un domicilio de la calle 20 de Noviembre en la colonia Libertad.

‘ES FLOJO, AGRESIVO Y ADICTO A DROGAS’

Como un hombre agresivo y drogadicto fue calificado Roberto Guadalupe Lerma Varela, alias “El Pelón”, presunto asesino de un pequeño de tres años, quien durante tres meses mantuvo una relación con la mamá, apodada “La Güera”, a la que trajo de Ciudad Acuña para vivir en una humilde morada de la colonia Libertad.

Familiares del individuo reconocieron que no trabajaba y gustaba cambiar de novias como “cambiar de calzoncillos”, y en esta ocasión conoció a Rosa Angélica Cárdenas Ruiz, originaria de Ciudad Acuña, a quien se trajo con sus dos hijos: José Luis (quien en vida tenía tres años) y otro más pequeño, de alrededor dos años de edad, siendo su tercer pareja.

Josefina Camacho Alemán, prima de Roberto Lerma, comentó que no convivían con ellos porque llevaban viviendo en Castaños tres semanas, mismo tiempo que tenía la abuela materna del presunto asesino tenía de haberse mudado a Ciudad Acuña, donde están sus hijos.

“Ahí vivía la abuelita de él, pero como se enfermó se fue a Acuña porque allá tiene más hijos y desde entonces él se quedó viviendo ahí con esa mujer; la verdad no convivíamos, pero sí sabíamos que es una persona muy agresiva”, refirió.

En la calle 20 de Noviembre de la colonia Libertad, se localiza la vivienda donde presuntamente se registró el asesinato del pequeño, al ser apenas un cuarto con dos camas, además de un sillón, una mesa y una parrilla eléctrica.

Con la puerta abierta todavía, el lugar era prestado por doña Cruz Camacho, quien comentó que de igual manera no convivía con la pareja mencionada y refirió estar sorprendida por lo acontecido.

No paró hasta verlo muerto 

Durante la noche del domingo, cuando al parecer regresaban a su casa tras el convivio, el pequeño José Luis no pudo controlar sus esfínteres y ensució su ropa.

Lo anterior causó el enojo de Roberto Guadalupe, quien tras reprenderlo en el camino, lo agredió apenas llegaron al hogar.

Rosa platicó en medio de una crisis nerviosa, que “El Pelón” empezó a atacar al menor con un palo, golpeándolo en varias partes del cuerpo, principalmente en la cabeza.

Ella intentó defenderlo, pero refirió que el sujeto la amenazó con un arma blanca.

El desquiciado padre de familia se detuvo hasta que vio que el menor ya no reaccionaba y fue entonces cuando lo tomó en sus brazos y lo llevó hasta la sala de Urgencias de la Clínica 8 del IMSS, donde los médicos lo declararon sin vida.

De manera cobarde, Roberto Guadalupe emprendió la huida, abandonando a su pareja y el cadáver de su hijo.

Personal médico dio aviso a las autoridades y al llegar los agentes de la Fiscalía del Estado se entrevistaron con ella para obtener datos que pudieran ubicar al asesino.

Los restos del pequeño José Luis fueron llevados a la funeraria de la Sección 147 para la necropsia de ley, estableciéndose de manera preliminar que el menor perdió la vida debido una fractura de cráneo.

El pequeño será trasladado a Ciudad Acuña, para darle sepultura.

Comments

comments