A la deriva, repatriados en suelo nacional

0
226

El documento que expide el Instituto Nacional de Migración (INM) ni siquiera les sirve para cambiar dólares por pesos.

Por: Agencias

Ciudad de México.- Mexicanos deportados de Estados Unidos expusieron los retos que enfrentan cuando llegan a México, en especial por la falta de reconocimiento que tiene la Constancia de Repatriación.

Ana Laura López, quien desde su experiencia formó el grupo Deportados Unidos, dijo que el documento que expide el Instituto Nacional de Migración (INM) ni siquiera les sirve para cambiar dólares por pesos, y mucho menos para abrir alguna cuenta bancaria o para tramitar la credencial de elector.

Durante un foro organizado por el movimiento Agenda Migrante, que coordinan Eunice Rendón y Jorge Castañeda, el excanciller dijo que desde diciembre, el Gobierno debió atender a los connacionales en los 12 puntos por donde son retornados.

“Aún se puede hacer porque el Estado mexicano tiene la capacidad, que en esos 12 puntos no solamente esté Migración, sino el INE, el Seguro Popular, todo lo que se necesita”, señaló.

Previamente, Gabriela García, coordinadora del programa Somos Mexicanos del INM, había externado que la Constancia de Repatriación busca dar un sentido de identidad temporal.

Destacó que el oficio también es un requisito para obtener recursos del fondo de apoyo a migrantes que se otorgan en los estados, por lo que insistió en que sí funciona.

“Tiene una temporalidad, no es para siempre, no exime de que saquen un INE o un pasaporte, u otro tipo de documentación”, dijo la funcionaria ante repatriados que reclamaron falta de atención del INM.

Al respecto, Castañeda insistió en que eso debe resolverse en los 12 puntos de retorno.

En tanto, Carlos Sada, subsecretario para América del Norte de la Cancillería, criticó que la Matricula Consular tampoco tenga validez en México, siendo que es el único documento que los mexicanos pueden tramitar en Estados Unidos a través de los consulados.

Cambio de perfil

“Han regresado a gente que no son criminales peligrosos, que su único delito fue haber cruzado la frontera, son personas que trabajan en EU, que tienen familia y que han contribuido a la sociedad, y son los casos que estamos peleando”, dijo Sada.

Dificultad

La nueva tendencia, señalaron, es deportar a personas que tienen varios años, incluso décadas en EU, por lo que su reinserción en el país es más complicada.

Con información de Reforma

Comments

comments